AFTEROFFICE
culturas

Las bodas de Fígaro en versión ligera para todo público

La obra es un drama burlesco en cuatro actos, pero para hacerla aún más accesible al público que desea acercarse a la ópera, y para los niños, se montará de manera reducida, en Auditorio Fra Angélico del Centro Universitario Cultural (CUC), en el DF.
Redacción
30 septiembre 2015 17:27 Última actualización 30 septiembre 2015 20:43
La ópera se presentará en el Auditorio Fra Angélico del CUC, el próximo sábado 3 de octubre a las 19:00 horas. (Cortesía)

La ópera se presentará en el Auditorio Fra Angélico del CUC, el próximo sábado 3 de octubre a las 19:00 horas. (Cortesía)

Las Bodas de Fígaro, sin duda uno de los títulos favoritos de Mozart, se presentará este fin de semana en "una versión ligera", ideal para el público que desea acercarse a la ópera y también para los niños, en el Auditorio Fra Angélico del Centro Universitario Cultural (CUC) el próximo sábado 3 de octubre a las 19:00 horas. 

Originalmente, Las bodas de Fígaro es un drama burlesco en cuatro actos, pero para hacerla aún más accesible al público que desea acercarse a la ópera, y para los niños, se montará da manera reducida.

"La presentación en el CUC tendrá los momentos más destacados de la famosa ópera", señala el director concertador Enrique Abrahám Vélez Godoy, fundador de la Orquesta Filarmónica de las Artes, que acompaña la puesta.  "La adaptamos con un narrador, a fin de que el público que no esté familiarizado pueda tener una mayor comprensión", aseguró.

Bajo la dirección escénica de Mario Vázquez y vocal de Isaac Bañuelos, el montaje tendrá un elenco está integrado por jóvenes cantantes con una prometedora carrera, detalla el músico. "Hay que dar oportunidad a quienes tienen ganas y mucho talento; los de siempre, ya están muy vistos y en donde siempre, ya sabemos lo que ocurre… Queremos seguir la línea de la innovación, tenemos mucho que dar".

Se trata del barítono Mario Vázquez como Fígaro, la soprano Stephany González como Susanna, el tenor Audón Coria como el Conde de Almaviva y la soprano Nayelli Acevedo como la Condesa de Almaviva, entre otros, quienes serán acompañados por una orquesta apegada a la época en el escenario, integrada por 26 músicos.

El éxito de esta propuesta, considera Stephanie González, también se centra en que la obra habla de temas universales con los que el espectador queda identificado, tales como: el dinero, el poder, el amor y la infidelidad; además que Mozart los aterrizó en una elegante bribonada.