AFTEROFFICE
culturas

La obra líquida de Mónica Dower inunda el LAA

El cantaor Pepe "El Águila" es uno de los personajes que integran la muestra "The swimming pool series", de la artista visual Mónica Dower, exposición que se presenta hasta el 7 de agosto en el Laboratorio de Arte Alameda (LAA).
Agencias
21 junio 2016 21:47 Última actualización 22 junio 2016 5:0
Una de las piezas de mayor formato es la que exhibe a Pepe El Águila cantando con medio cuerpo sumergido. (Cortesía)

Una de las piezas de mayor formato es la que exhibe a Pepe El Águila cantando con medio cuerpo sumergido. (Cortesía)

Para su más reciente serie de retratos, Monica Dower (Southampton, Inglaterra, 1966) sumergió a sus personajes en el agua. La piscina es a la vez receptáculo y escenario desde donde un cantaor, una artista visual, una bailarina y un historiador revelan su esencia.

Las piezas, en las que combina pinturas al óleo o acuarela, no son estáticas. La movilidad acuática es acentuada por la superposición de videoproyecciones de los personajes, quienes, de forma espontánea, le hablan a la cámara, cantan, improvisan, y al hacer esto crean lo que la artista define como un retrato líquido.

La exposición The swimming pool series, que se presenta en el Laboratorio de Arte Alameda (LAA), está integrada por cuatro de estas obras. Dower destaca que las piezas no son descriptivas. Y es que para ella el agua permite fluir, brinda libertad y transparencia. “Es un elemento que te desestabiliza, de ahí que diga que son retratos líquidos”.

Tras haber creado hace tiempo la serie Pintando la imagen en movimiento, Dower desarrolló esta propuesta que fusiona video y pintura, en la que aparecen intelectuales y artistas en una circunstancia que, dice la creadora, los vuelve más vulnerables.

“Lo que hago es introducir a mis personajes al agua, algunos hasta la cintura y otros apenas ingresan, como un preludio, para que realicen una acción, ya sea contar una historia, bailar, cantar o realizar un performance”,explica.

En la exposición curada por Agnés Mérat, se observa en video al investigador Luis Rius Caso, quien desde la alberca habla sobre el rapto del barco “Santa María” en 1961, por Henrique Galvao, con la intención de proclamar una república libre en contra de los regímenes dictatoriales de Francisco Franco y Antonio de Oliviera Salazar.

“Todo el dibujo que se muestra alude a su deseo profundo: lo que intento en un primer momento es retratar a mis personajes haciendo la acción que ellos elijan y en un segundo momento, mi intención como artista es producir sus sueños, acercarme a ellos y capturar sus deseos más profundos”, añade.

Una de las piezas de mayor formato es la que exhibe a Pepe El Águila cantando con medio cuerpo sumergido. Se trata de un mural con trazos de dibujo en blanco y negro, en cuya esquina inferior derecha se muestra al cantaor en video.

“En este caso me basé en el texto Teoría y juego del duende, de Federico García Lorca, en el que el poeta explica cómo el duende, que no es un ser angelical, sale de la tierra y comienza a trabajar con las raíces”, señala.

Del artista Ricardo Atl Laguna, Dower presenta un performance, cuyo secreto consistió en revelar el ámbito de su abuelo, quien fue un destacado arquitecto. La artista adelantó que continuará con la serie. Al menos llevará a otros nueve personajes al interior de una piscina.

Dower posee la nacionalidad mexicana y ha realizado diversas exposiciones en el país, donde hizo estudios en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM.

El Laboratorio Arte Alameda (Doctor Mora 7, Centro Histórico) albergará esta muestra hasta el 7 de agosto próximo.