AFTEROFFICE
buena vida

La ceniza más larga,
para demostrar la calidad de un habano

En una singular competencia, fumadores de puros se reunieron en La Habana, Cuba, para disfrutar del producto que ha dado fama mundial al país caribeño. Esto se llevó a cabo en el marco del XVI Festival Internacional del Habano.
AP
28 febrero 2014 13:39 Última actualización 28 febrero 2014 14:27
Etiquetas
El concurso se llevó a cabo en el marco del XVI Festival internacional del Habano. (AP)

El concurso se llevó a cabo en el marco del XVI Festival internacional del Habano. (AP)

LA HABANA.- Como si se tratara de una película, el denso humo inunda la sala, opaca la luz y el penetrante olor se adhiere a las ropas y los cuerpos. Se escuchan aplausos, risas y los gritos de cientos de personas congregadas en La Habana, Cuba, en donde se reúnen en una singular competencia para fumadores de puro, para ver cuál de ellos lograba la ceniza más larga.

Entre los participantes, el argentino Flavio Lanfredi, un ‘sommelier’ de 48 años, dice entusiasmado: "¡Me encanta!". Despaciosamente trataba de lograr que la fina sustancia gris pegada a su cigarro no se cayera. "Esto para mí es como venir a La Meca o entrar un chico a una juguetería y que le digan 'toma lo que quieras, que es tuyo''', bromeó.

Más de 450 personas compitieron el pasado jueves fumando un H Upmann Sir Winston, un cigarro de 178 milímetros de hermoso color marrón levemente dorado, hecho a mano, con una selección de hojas de la provincia occidental de Pinar del Río.

"Es de fortaleza media; pensamos que es una buena elección para la competencia", expresó Luis Felipe Milanés, director de calidad de la empresa Tabacuba, y uno de los organizadores del singular duelo, que se realizó en el marco del XVI Festival Internacional del Habano.

El festival desarrollado a lo largo de toda la semana, convocó a mil 500 participantes de 80 países, entre ellos expertos, distribuidores o simples aficionados de los puros cubanos y con el auspicio de Habanos S.A, una mixta entre Altadis, con sede en España, aunque de propiedad británica y la estatal cubana Cubatabaco.

"El evento en particular (la competencia), está dirigido a que las personas puedan apreciar la calidad de nuestro producto", expresó Ana López, directora de Marketing de Habanos S.A. "Sólo productos de magnífica calidad pueden lograr que la ceniza adquiera una consistencia permanente durante un largo tiempo".

Los jueces, distribuidos por toda la sala iban midiendo los cabos de los puros que quedaban sin fumar y a partir de allí deducían el largo de la ceniza, teniendo en cuenta que los cigarros en competición, los H Upmann Sir Winston, tienen 178 milímetros.