AFTEROFFICE
CULTURAS

Inauguran FIL de Minería con llamado a elevar nivel de lectura en México

El rector de la UNAM, José Narro Robles, sostuvo al inaugurar la FIL del Palacio de Minería que el gobierne tiene la obligación de fomentar la lectura, sobre todo entre niños y jóvenes.
Rosalía Servín
19 febrero 2014 15:18 Última actualización 19 febrero 2014 15:55
El rector José Narro junto al expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y al secretario general de la UNAM, Eduardo Bárzana.

El rector José Narro junto al expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y al secretario general de la UNAM, Eduardo Bárzana.

El rector de la UNAM, José Narro Robles, inauguró la trigésima quinta edición de la Feria Internacional del libro del Palacio de Minería (FIL), en la que lamentó que los avances en materia de lectura en el país sean lentos e insuficientes.

"A pesar de los esfuerzos nacionales hechos por instituciones educativas, de cultura, empresas editoriales y organizaciones civiles, no hemos sido exitosos en la promoción de la lectura", advirtió Narro Robles, acompañado, entre otros, por el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, el titular de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa y el ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Algo más tenemos que hacer para arraigar en la población, en particular entre los niños y jóvenes, el gusto, el amor por la lectura”, añadió.

El rector indicó que la producción nacional de libros "no es mala".

"Somos los segundos de América Latina después de Brasil, por ello resulta muy preocupante que el hábito de la lectura no logre todavía arraigarse como debiera entre los mexicanos", sostuvo al reiterar que la promoción de la lectura debe ser una acción prioritaria tanto para el Estado como de los particulares.

Además, recordó que la lectura va de la mano con la educación.

"Sin mejores niveles de educación, difícilmente llegaremos a mejores niveles de cultura y de lectura, necesitamos por ello convencer a todos de que la lectura es uno de los grandes placeres de la vida", afirmó.

Narro Robles recordó los 5 millones de analfabetos con los que aún cuenta el país y cuya mayoría son mujeres e indígenas, así como los 32 millones de personas mayores de 15 años, que se mantienen en rezago educativo.

Tras reconocer las acciones que el gobierno empieza a emprender para solucionar el analfabetismo, informó que la UNAM también tiene planes para fomentar la lectura y contribuir a una mejor educación.

Así, anunció que este año iniciarán el programa universitario de fomento a la lectura “Universo de letras”, se implementarán seminarios, un diplomado para formar narradores orales y establecerán una cátedra extraordinaria de lectura, la cual, con autorización de la familia, pondrán el nombre de José Emilio Pacheco.

Finalmente el rector enfatizó que es tal la fuerza del lenguaje, que la palabra es el mejor antídoto contra la violencia.

“Entre mayor sean los niveles de educación y el manejo del lenguaje, mayores serán las posibilidades de resolver en paz, con diálogo y el uso de la razón, cualquier tipo de diferencia”, manifestó.

En ello coincidió Miguel Ángel Mancera, quien afirmó que una ciudad con cultura, estimula la reconstrucción del tejido social, favorece la paz y la convivencia. De ahí que su gobierno busque impulsar la lectura con la puesta en marcha de programas que la motiven.

Informó que durante la FIL, el GDF contará por primera vez con un stand en el que regalarán 10 mil libros y aprovecharán para dar a conocer su producción de libros a la sociedad.

“No hay mejor inversión para un gobierno, que la apuesta hacia la educación”, concluyó al reiterar su voluntad para lograr una política de promoción a la lectura.

En esta ocasión la FIL del Palacio de Minería contará con mil 940 actividades, 45 por ciento de las cuales son generadas por la UNAM, es decir 644, de las cuales una tercera parte son del orden científico y tecnológico.

Más de 800 presentaciones de libros, 250 conferencias, 100 mesas redondas, 100 lecturas y recitales, así como talleres y homenajes a grandes escritores, entre los que destacan Octavio Paz, José Revueltas, Efraín Huerta Y José Emilio Pacheco.