AFTEROFFICE
culturas

Gabriel de la Mora desafía en NY la mano del dibujante

El artista mexicano Gabriel de la Mora vuelve a expandir los límites de la disciplina en una muestra integrada por 55 paneles de bocinas usadas. "Inscripciones sonoras sobre tela" se exhibe en el Centro del Dibujo, en Manhattan.
Notimex
21 julio 2016 21:52 Última actualización 22 julio 2016 5:0
De la Mora lleva a Estados Unidos la propuesta que antes presentó en la galería mexicana OMR. (Cortesía)

De la Mora lleva a Estados Unidos la propuesta que antes presentó en la galería mexicana OMR. (Cortesía)

El artista mexicano, quien se dio a conocer por sus dibujos elaborados con pelo humano, vuelve a expandir los límites de la disciplina en una muestra integrada por 55 paneles de bocinas usadas, en las que el polvo imprimió imágenes y formas con el paso del tiempo, patrones diseñados al capricho de las incontables voces, canciones, comerciales, estática y noticias por ese medio amplificadas.

Inscripciones sonoras sobre tela despliega obras de alto contenido estético sin que la imagen fuese concebida por el artista.

“Me gustaría ver todo esto como un dibujo o documento hecho por el tiempo y el sonido principalmente”, afirmó De la Mora, para quien las piezas son ready-mades y a la vez dibujos en toda la extensión de la palabra, con un resultado que ofrece un equilibrio entre los aspectos formal y conceptual.

De la Mora reveló que la idea de la muestra surgió tras ver en la casa-estudio del arquitecto Luis Barragán una bocina donde se había formado una huella que evocaba un cráneo humano a través de algunos elementos geométricos. Entonces se preguntó sobre los motivos de la aparición de esa imagen, y sobre la manera en que una caja acústica absorbe e impulsa el polvo a través del panel de la tela que la recubre, y que termina por formar patrones tras varios años o décadas.

La exposición, abierta hasta el 2 de septiembre, será acompañada por la edición de un libro que incluirá ilustraciones a todo color de cada pieza, así como ensayos de Littman y Jace Clayton