AFTEROFFICE
CULTURAS

Frank Gehry gana Príncipe de Asturias
de las Artes

El arquitecto creador del Museo Guggenheim de Bilbao es reconocido por la relevancia de sus creaciones, que han definido e impulsado la arquitectura en el último medio siglo, dijo el jurado.
Agencias
07 mayo 2014 11:15 Última actualización 07 mayo 2014 11:16
Frank Gehry

El arquitecto Frank Gehry fue elegido para recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. (Bloomberg/Archivo)

MADRID.- Frank Gehry, considerado uno de los arquitectos más importantes del mundo y autor de edificios tan célebres como el Museo Guggenheim de Bilbao, fue distinguido el miércoles con el premio Príncipe de Asturias de las Artes.

El jurado destacó la "relevancia y la repercusión de sus creaciones en numerosos países, con las que ha definido e impulsado la arquitectura en el último medio siglo".

"Sus edificios se caracterizan por un juego virtuoso con formas complejas, por el uso de materiales poco comunes, como el titanio, y por su innovación tecnológica, que ha tenido repercusión también en otras artes", dijo el fallo.

Señaló que un ejemplo de esta arquitectura, de carácter abierto, lúdico y orgánico, lo constituye el Museo Guggenheim de Bilbao, que, además de su excelencia arquitectónica y estética, ha tenido una inmensa repercusión económica, social y urbanística en todo su entorno.

1
El Museo Guggenheim de Bilbao

 

Museo Guggenheim de Bilbao


La candidatura del arquitecto estadunidense fue propuesta por Richard Armstrong, director de la Solomon R. Guggenheim Foundation de Nueva York.

Gehry, de 85 años, es el sexto arquitecto que obtiene el Príncipe de las Artes, tras nombres como el brasileño Oscar Niemeyer.

El galardonado nació en 1929 en Toronto, Canadá, pero adoptó la nacionalidad estadounidense después de trasladarse en 1947 a Los Ángeles con sus padres.

Se graduó en Arquitectura en 1954 en la Universidad de Baja California y comenzó a trabajar en el estudio de Victor Gruen. Tras el servicio militar estudió Urbanismo en Harvard.

En 1961, con su mujer y sus dos hijas, se trasladó a París, donde trabajó durante un año con André Rémondet. En 1962 estableció en Los Ángeles su propio estudio, Frank O. Gehry and Associates, desde el que lleva cinco décadas realizando proyectos en América, Europa y Asia.

El multipremiado arquitecto comenzó a destacar en la década de los 70 por sus edificios de formas esculturales que combinan materiales industriales poco comunes con otros como el titanio y el vidrio.

En esa misma época, empezó a desarrollar su faceta como diseñador de mobiliario con la colección Easy Edges, concebida como una línea de bajo costo, formada por catorce piezas de cartón, a la que seguiría Experimental Edges, con un carácter más artístico.

Desde finales de los años 80, el nombre de Frank Gehry se ha asociado al movimiento deconstructivista, caracterizado por la fragmentación y por la ruptura de un proceso de diseño lineal, que da como resultado edificios de una apariencia visual impactante.

Entre los ejemplos más destacados de este lenguaje formal se encuentran, además del Museo Guggenheim de Bilbao, el edificio Nationale-Nederlanden, conocido como Casa Danzante, de Praga (1996).

Entre sus obras, cabe destacar, además, el Museo Aeroespacial de California (1984), el Museo Vitra Design, en Weil am Rhein, Alemania (1989), el Museo de Arte Frederick Weisman en Minneapolis (1993), el edificio del Banco DZ en Berlín (1998) y la Torre Gehry en Hannover (2001).

Asimismo, el Centro Stata del Instituto Tecnológico de Cambridge (2003), el Walt Disney Concert Hall (2003) y el Centro Maggie’s Dundee en Escocia (2003).

Entre otras distinciones, Gehry recibió el Premio Pritzker, considerado el Nobel de arquitectura, en 1989, más de una decena de doctorados honorarios y el Arnold W. Brunner Memorial Prize (1977), el Wolf de las Artes (Israel, 1992), el Praemium Imperiale (Japón, 1992) y el Dorothy and Lillian Gish (1994).

Además, el Friedrich Kiesler (Austria ,1998) y el Twenty Five Year Award del Instituto Americano de Arquitectos (2012).

El de las Artes ha sido el primero de los ocho premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en su edición 34. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a Ciencias Sociales, Comunicación, Humanidades, Investigación Científica y Técnica, Letras, Cooperación Internacional, Deportes y Concordia.

Cada uno de los premios, creados en 1981, está dotado con 50 mil euros (69 mil 600 dólares) y una escultura diseñada por el artista Joan Miró.

Los galardones se entregarán en octubre en Oviedo, en un acto presidido por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, herederos de la corona española.

Con información de AP y Notimex