AFTEROFFICE
deportes

Fiorentina: trampolín europeo

El nuevo equipo de Carlos Salcedo se ha caracterizado por ser un club que compra a bajo costo y multiplica el valor de los futbolistas al momento de venderlos. La Fiorentina traspasó al colombiano Juan Guillermo Cuadrado al Chelsea por 30 millones de euros.
Alain Arenas
22 agosto 2016 21:32 Última actualización 23 agosto 2016 5:0
El cuadro del centro de Italia tuvo un segundo capítulo exitoso a mediados de la década de los 90. (Especial)

El cuadro del centro de Italia tuvo un segundo capítulo exitoso a mediados de la década de los 90. (Especial)

Los 30 millones de euros que recibió la Fiorentina de parte del Chelsea por Juan Guillermo Cuadrado a principios de febrero del año pasado, convirtieron el traspaso del colombiano en la tercera venta más alta en la historia del club italiano, la más costosa en las últimas dos décadas y el ejemplo perfecto de su forma de operar, bajo la premisa de comprar a bajo costo y venderle caro a los equipos más poderosos del mundo.

A Cuadrado lo adquirieron en la temporada 2012-13 en 15 mde y dos campañas más tarde lo vendieron al doble de su valor. Pero ese no es el único caso. La misma situación pasó con los montenegrinos Stevan Jovetic y Stefan Savic. A ambos los adquirieron del Partizán de Belgrado, escuadra con la que tienen un convenio deportivo, por 7 y 8 mde. Ambos futbolistas se mantuvieron con el equipo en tres y cinco temporadas, para finalmente ser transferidos por 28 y 15 mde al Manchester City y Atlético de Madrid, respectivamente.

“El futbol está en constante evolución. Si te quedas parado, estás muerto. El modelo que tiene el equipo es arriesgado para el futbol italiano, tiene tintes empresariales, pero también es atractivo para el futbolista, el cual le permite tener actividad y, posteriormente, emigrar a otro club. La identidad que se ha implantado nace de la naturalidad de Florencia, una ciudad que aprecia el arte por encima de todas las cosas”, explicó Eduardo Macía, director técnico del equipo entre 2010 y 2013, en una entrevista al diario español Marca en diciembre de 2013.

Hoy, el defensa mexicano Carlos Salcedo será presentado con el club, al cual llega proveniente del Guadalajara por un año a préstamo, por lo que deberá aprovechar las oportunidades que tenga para proyectar su carrera en Europa.

Pero la Fiorentina no siempre ha tenido estabilidad económica. En junio de 2001 tuvo una deuda de 50 mde, según publicó el diario italiano La Gazzeta dello Sport, que le condenó al descenso a la segunda división italiana y, posteriormente, a desaparecer del futbol.

Poco duró la ausencia del equipo. Dos semanas después, el club fue refundado y adquirido por el empresario Diego Della Valle, quien junto con su hermano, Andrea, es dueño de la compañía de zapatos de lujo Tod’s. Ellos le inyectaron capital y lograron regresar a la institución a la primera división en 2005. Desde entonces, el equipo acumula siete temporadas (de 11) en las que termina por arriba de la séptima posición en la Serie A y en las últimas cuatro campañas ha terminado en el cuarto y quinto sitio, lo que le ha permitido disputar la Europa League.

“La Fiorentina es el sexto o el séptimo presupuesto más alto de la Serie A. Pelear por entrar en la Champions League (en Italia se reparten tres cupos) cuando tienes delante a Juventus, Milán, Inter, Nápoles y Roma, resulta difícil”, expresó Macía hace tres años. “En el futbol no se puede vivir por encima de tus posibilidades y pensar que cualquier banco o gobierno te va a sacar del atolladero”.

El otrora entrenador de la escuadra agrega que el nuevo rostro del club también se ha enfocado en el impulso de los jugadores juveniles. Dice que no se preocupan por los resultados que arrojen estos conjuntos, pero sí que tengan un estilo definido para que, paulatinamente, se integren al primer equipo.

GLORIAS AÑEJAS
El mejor momento deportivo de la Fiorentina es el que transcurrió en el final de las décadas de los 50 y 60. En la temporada 1958-59, la Viola ganó su primer título de liga, mientras que 10 años más tarde en la campaña 1968-69 repitió su segundo y último scudetto. El equipo también sumó dos Copas de Italia, al ganar las ediciones de 1960-61 y 1965-66. En el plano internacional estuvo cerca de ser el primer equipo en ganar la Copa de Europa (hoy llamada Champions League), pero el Real Madrid de Alfredo di Stéfano y Raymond Kopa le arrebató la posibilidad al ganarle 2-0.

El cuadro del centro de Italia tuvo un segundo capítulo exitoso a mediados de la década de los 90. En las campañas de 1995-96 y 2000-01 ganó dos títulos de Coppa y también consiguió su único cetro de Supercopa en 1996. En aquella plantilla sobresalían el arquero Francesco Toldo y los delanteros Gabriel Batistuta y Rui Costa, quienes fueron vendidos en el verano de 2001 para tratar de pagar la deuda que tenía el club florentino.