AFTEROFFICE
deportes

FIFA aprueba reformas profundas tras un siglo de historia

Teniendo como marco las votaciones para elegir a su presidente y luego del escándalo de corrupción que enfrentó la Federación Internacional de Futbol, fueron aprobadas las reformas más profundas de sus 112 años de historia, en un intento por transformarse en una organización deportiva moderna y confiable.
Reuters
26 febrero 2016 8:1 Última actualización 26 febrero 2016 8:8
La FIFA ha estado en crisis desde mayo, cuando nueve funcionarios de ese organismo fueron acusados de soborno y corrupción. (Archivo)

Las reformas de la FIFA incluyen la sustitución del Comité Ejecutivo por un Consejo de 36 miembros y limitar el periodo de algunos cargos de alto nivel. (Archivo)

ZÚRICH.- La FIFA, el ente rector del fútbol mundial, aprobó el viernes las reformas más profundas en sus 112 años de historia, en un intento por dejar atrás años de escándalos y transformarse en una organización deportiva moderna y confiable.

Los delegados de la FIFA aprobaron por 179 votos a favor y 22 en contra aceptar las reformas, que incluyen la sustitución del Comité Ejecutivo por un Consejo de 36 miembros y limitar algunos cargos de alto nivel, entre ellos el presidente, a tres periodos de cuatro años.

Asimismo, una nueva secretaría general profesional, similar al directorio de una empresa, se encargará de la parte comercial de la FIFA, dejando al nuevo Consejo, elegido por las asociaciones nacionales miembros y que incluye al menos seis mujeres, centrado principalmente en temas de políticas y estrategias.


Ambos organismos serán supervisados por un Comité de Auditoría y Cumplimiento totalmente independiente.

Francois Carrard, presidente independiente del Comité de Reformas, presentó el documento de 62 páginas a los delegados, diciendo que la FIFA tiene una oportunidad única.

"Las reformas son necesarias para lograr un cambio cultural profundo en la FIFA. Habrá más democracia, habrá una mejor administración a través de una separación de poderes en el Consejo, habrá más transparencia y más puestos para las mujeres", sostuvo.

"Este paquete de reformas será la base para el nuevo presidente y el nuevo liderazgo, sobre el que deberá construir para el futuro (...) No es el final del proceso, es el comienzo de uno que (...) está diseñado para restaurar la credibilidad y la reputación que la FIFA se merece", agregó.

Sólo un delegado se expresó en contra de las propuestas. Gonzalo Boye, el representante de Palestina de origen chileno, dijo que las reformas no aportarán a una mayor transparencia. "No habrá un equilibrio o contrapeso en el nuevo Consejo", sostuvo.