AFTEROFFICE
deportes

Fallece Jonah Lomu, leyenda del rugby

El neozelandés batalló con una enfermedad de los riñones durante 20 años que frenó su meteórica carrera con los All Blacks. Murió en su casa en Auckland, tenía 40 años y jugó su último partido en 2006.
AP
18 noviembre 2015 9:56 Última actualización 18 noviembre 2015 10:7
Fallece Jonah Lomu, leyenda del rugby

Tuvo sus mejores momentos en los mundiales de 1995 y 1999, en los que anotó 15 tries en 11 partidos, aunque nunca ganó el título. (AP)

WELLINGTON, Nueva Zelanda.- Jonah Lomu, quien arrolló a oponentes con su combinación de fuerza y velocidad antes de ser vencido por una enfermedad renal que frenó su meteórica carrera con los All Blacks, murió en su casa en Auckland. Tenía 40 años.

Nadene Lomu, esposa y manager de la leyenda del rugby, confirmó el deceso de Lomu el miércoles en un comunicado. El neozelandés batalló con una enfermedad de los riñones durante 20 años, aunque el médico y amigo del exjugador, John Mayhew, dijo que la causa de muerte fue un paro cardíaco.

"Con enorme tristeza tengo que anunciar que mi querido esposo Jonah Lomu murió (por la noche)", dijo Nadene Lomu. "Esta es una pérdida devastadora para nuestra familia, y les pido que se respete nuestra privacidad, especialmente de nuestros dos hijos pequeños, en este momento traumático".

El director ejecutivo de la federación de rugby de Nueva Zelanda, Steve Tew, dijo que "Jonah fue una leyenda de nuestro deporte, y alguien amado por muchos fanáticos aquí y en todo el mundo".

El hijo inmigrantes de Tonga, siempre humilde fuera de la cancha, tuvo sus mejores momentos en los mundiales de 1995 y 1999, en los que anotó 15 tries en 11 partidos, aunque nunca ganó el título.

La muerte de un amigo alejó a Lomu de las pandillas de los suburbios de Auckland, la ciudad más grande de Nueva Zelanda, donde creció.

El rugby le dio un nuevo rumbo a su vida. Lomu canalizó hacia el deporte la ira que sentía contra su padre. Con 19 años cuando jugó el primero de sus 63 tests, tenía un físico colosal para la posición de wingr —1.96 metros de estatura y 119 kilos de peso— y era aterrador cuando corría a toda velocidad.

Sin embargo, el síndrome nefrótico, una enfermedad renal degenerativa, frenó su carrera en su mejor momento. Lomu intentó volver a jugar en 2004 después de recibir un trasplante, pero tuvo que abandonar cualquier esperanza de jugar en la Copa del Mundo de 2007. Jugó su último partido en 2006.