AFTEROFFICE
buena vida

Entre Francia y Suiza, un resort para esquiar

Ubicado en Grand Massif, este lugar te brinda la oportunidad de poner a prueba tus habilidades como esquiador y disfrutar de otras actividades.
Lizbeth Hernández
03 mayo 2017 21:57 Última actualización 04 mayo 2017 5:0
(Especial)

(Especial)

La nieve se asocia con alegría, descanso y unión. Los ambientes gélidos cada vez son más apreciados por los turistas. Aunque el tiempo de sol es reducido, la majestuosidad de los paisajes lo compensa. Una oportunidad de entrar en contacto con la naturaleza y de admirarla.

Es por ello que los destinos de estas características en el mundo están al alza. Para diciembre de este año un nuevo resort enclavado en las cercanías de la frontera entre Francia y Suiza abre sus puertas, y las reservaciones ya están abiertas. Es el Club Med Samoens, ubicado en Grand Massif, al borde de un acantilado de mil 600 metros con vistas espectaculares de 360 grados.

“Es toda una experiencia para los sentidos. La zona de esquí tiene diversión reservada para cada tipo de visitante. Está situada a los pies del Mont Blanc, el cuarto dominio más grande de Francia”, explica Sandra Hernández, directora general de Club Med en México, empresa propietaria del resort all inclusive.

Aquí se podrán cristalizar los sueños de cualquier esquiador, sin importar si es principiante, intermedio o avanzado. Todos encontrarán una pista para disfrutar, las cuales están supervisadas por los maestros de la Escuela de Esquí de Francia para evitar cualquier tipo de riesgo. En un área de 265 kilómetros se concentran: Flaine, Les Carroz, Morillon, Samoëns y Sixt-Fer-à-Cheval. En total hay 20 pistas verdes para principiantes, 64 azules para intermedios, 50 rojas para avanzados y 14 negras para profesionales.

TOMA EN CUENTA:
-El clima en los alpes franceses puede variar enormemente.
-En invierno hay bastante nieve y es la mejor temporada para el esquí. En verano sigue la nieve, pero además se ofrecen opciones como tiro con arco, kayak, salto en trampolín y hasta mini golf.

En Le Massif se puede esquiar en el corazón de un bosque de pinos, la mejor zona para principiantes e intermedios. Mientras que en Flaine se podrán dar vuelo los avanzados. Para los más pequeños también hay plan, ya que ellos pueden tomar clases desde los 4 años, y para los chicos de 12 se sugiere que practiquen snowboard y snowshoeing, en el que se utilizan un par de raquetas que se ciñen al calzado para avanzar en la nieve. También se puede practicar en familia y es más fácil hacerlo con un par de bastones para nieve, uno para cada mano.

“La caminata nórdica se puede realizar desde los 12 años. Todas las actividades tienen que ser reservadas durante el registro o en cualquier día a lo largo de la semana. Forman parte de las excursiones que se pueden considerar”, añade Hernández.

Se ofrece con otro tipo de actividades. Darse un chapuzón en la piscina cerrada con agua templada es un must al visitar el resort. La calidez de dentro contrasta con el paisaje nevado del exterior. El Spa by Carita ofrece tratamientos especiales para recuperar la energía después de esquiar. Dependiendo de las necesidades particulares, hay de dos y hasta cinco días. De igual manera se ofrecen masajes relajantes para cara y cuerpo, así como los especiales para hidratar la piel que ha sido sometida a bajas temperaturas.

El resort se ubica a 1 hora y 15 minutos de Ginebra, lo que facilita los accesos. Puede aprovechar para disfrutar de los tres poblados que lo circundan: del lado francés están Annecy y Chamonix, este último un atractivo poblado al pie del Mont Blanc, lleno de tiendas de lujo, restaurantes y bares, que conserva la arquitectura típica de un pueblo francés alpino. Del lado de Suiza está Ginebra con sus museos y barrios comerciales. No debe perderse el recorrido en los muelles y los paseos por sus callejones. Si cuenta con el tiempo suficiente, la opción es una cena en un crucero por el Lago Leman.