AFTEROFFICE
culturas

El libro impreso se mantiene

Los jóvenes insisten en leer libros físicos, sin abandonar su placer por los dispositivos digitales. Según datos de la Primera Encuesta Nacional sobre Consumo de Medios Digitales, cinco de cada 10 jóvenes recurren al libro impreso para leer literatura.
Bruno Newman, presidente de IBBY México, destacó que el resultado revela que es falsa la creencia de que en México no se lee. (Bloomberg)

Bruno Newman, presidente de IBBY México, destacó que el resultado revela que es falsa la creencia de que en México no se lee. (Bloomberg)

Prácticamente todos los jóvenes citadinos tienen acceso a Internet y, sin embargo, siguen prefiriendo leer libros. Según datos de la Primera Encuesta Nacional sobre Consumo de Medios Digitales, patrocinada por Banamex e IBBY México, cinco de cada 10 jóvenes recurren al libro impreso para leer literatura.

La muestra fue realizada por CINCO, Consultores en Investigación y Comunicación S.C., del 24 de agosto al 9 de septiembre con 2 mil 81 jóvenes en general, de 12 a 29 años, indistintamente de su ocupación, y 2 mil 102 universitarios de escuelas públicas y privadas. Este segmento representa la tercera parte de la población nacional, que, según el Censo de Población y Vivienda de 2010, es de 112 millones 336 mil 538 habitantes. Una muestra poco representativa, que se ciñó a jóvenes de localidades urbanas de seis regiones del país, y que es la primera en su tipo.

En la presentación de la encuesta (que se llevó a cabo con apoyo de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, el Centro de Investigación y Docencia Económicas, el Colegio de la Frontera Norte, el Fondo de Cultura Económica, la UAM, la UIA y la UNAM), Bruno Newman, presidente de IBBY México, destacó que el resultado revela que es falsa la creencia de que en México no se lee. Aunque, acotó: “No basta leer. Leer por gusto es lo que hace la diferencia”.

Acompañado por representantes de algunas de las instituciones que colaboraron en el sondeo, Newman señaló que para determinar hábitos de lectura entre jóvenes, no basta preguntar sobre los libros que compran.

Al tiempo en que los muchachos prefieren la literatura en un formato tradicional, utilizan las nuevas tecnologías para enterarse de la información inmediata. En las dos semanas previas a la consulta, las lecturas de noticias en formato digital representaron 61 por ciento entre los jóvenes en general y 77 por ciento en los universitarios; 34 y 39 por ciento respectivamente leyeron novela en dispositivos móviles.

LEER ES LEER: JOSÉ CARREÑO CARLÓN
El Fondo de Cultura Económica inició su plataforma digital en 2010 y, de acuerdo con su director, José Carreño Carlón, el año entrante pasará de los 124 contenidos actualmente disponibles, a 750 en formato PDF. Sus próximos títulos aparecerán en formatos físico y digital, este último recurso previo al impreso.

En entrevista posterior al anuncio de resultados de la Primera Encuesta Nacional sobre Consumo de Medios Digitales, Carreño advierte que leer, es leer. Sin importar el formato. “Por eso es importante este nuevo enfoque que no se basa en cuántos libros se compran en las librerías, sino en la lectura efectiva que hacen los jóvenes”. No menosprecia la cultura popular, pues con frecuencia las películas o las series de televisión están basadas en los clásicos.

El uso de medios digitales tampoco es un tema generacional. Él mismo es ejemplo, pues los utiliza para enterarse de las coyunturas del día. “Leo con mucho más gusto en papel la lectura que me es más gratificante, la novela, la poesía, el cuento, y leo con mayor eficacia la lectura útil en la plataforma digital”.

El autor de libros como Para entender: los medios de comunicación, y La opinión pública no rechaza el uso de estas herramientas, por paradójico que parezca en un directivo de una editorial impresa. “El que se quede en ese prejuicio está destinado a la marginación. La producción de contenidos, de conocimiento, de cultura, va a seguir, y van a convivir todas las plataformas”.