AFTEROFFICE
deportes

El éxito del City Inc.

El Manchester City es uno de los clubes más añejos de la Premier League y uno de los más poderosos económicamente hablando. El equipo padeció reestructuraciones y diversas situaciones, pero la inyección de dinero le trajo nuevos bríos.
Mauricio Mejía
20 octubre 2015 23:21 Última actualización 21 octubre 2015 18:47
Manchester City

Los ingresos del City aumentaron 1.5% para establecerse en 351.8 millones de libras.
​(Archivo)

Un club es una empresa. El Manchester City es un buen ejemplo del desempeño de una corporación futbolística en la era global. Constituido en la época posindustrial, en 1880, el equipo ha pasado por los avatares del progreso, de la capitalización de la economía y por la apertura del libre mercado. En todas las etapas padeció restructuraciones deportivas y financieras. Obtuvo su primer título en 1904, transitó gallardo por la competencia de las asociaciones civiles sin fines de lucro (como se denominaba y se reconocía por las autoridades hacendarias a los clubes deportivos) y luego sufrió el descenso a la tercera división cuando los clubes se convirtieron en sociedades anónimas. Ya sucedido el Caso Bosman (el del jugador belga que en 1996 abrió la libre circulación de futbolistas dentro de la Unión Europea, que dejó de ser una conformación económica para convertirse en una entidad política con moneda y parlamento común), en 1998, el City era un fracaso mercantil en la cancha y en las cuentas bancarias.

Obligado a reportar sus libros y sus balances contables, el conjunto tuvo que esperar dinero fresco para sanear su estructura económica. Debutó, pues, en la era poscapitalista. El Abu Dhabi United Group for Development and Investment, un grupo de inversionistas capitaneado por Mansour Boin Zayed Al-Nahyan, depositó la nada despreciable cantidad de 250 millones de euros para levantar al plantel que en 2008 regresó al máximo nivel del futbol inglés.

Vinieron años complicados para el edificio económico. Como bien relata Malcolm Moore, en el Financial Times, fue multado por las autoridades futbolísticas europeas por reportar pérdidas en ejercicios consecutivos.

Dice Moore que la empresa tuvo una pérdida acumulada de 606 millones de libras entre 2006 y 2013. La multa de la EUEFA fue de 60 millones de euros (que se redujo a 16.2 millones de libras porque el grupo de inversionistas se comprometió a obedecer las regulaciones del juego limpio financiero, según el experto).

La revista Forbes coloca al City como el quinto mejor valuado en el mundo. En este ejercicio reportó ganancias por primera vez desde que se integró a la Premier League, la más cara del mundo.

Según informes presentados al final de la semana pasada, los ingresos del City aumentaron 1.5% para establecerse en 351.8 millones de libras. Según Moore, el costo salarial del club representa el 55% de sus ingresos; tres puntos menos que el promedio de la liga.

La empresa de auditoría Deloitte Football Money League cataloga a la compañía como la sexta por sus ganancias en un mercado en el que las voces cantantes son el Real Madrid, el Barcelona y el Manchester United. El City enfrenta esta tarde al Sevilla, cuya restructuración en la valoración de talentos ha tenido un éxito comercial único.