AFTEROFFICE
culturas

El DF recuerda el Holocausto

México, como muchos otros países, se unirá hoy al 70 aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz con una serie de actividades culturales en varios museos de la Ciudad de México.
En el Museo Memoria y Tolerancia se encuentra la exposición permanente sobre el genocidio en la Sala Holocausto. (Cortesía)

En el Museo Memoria y Tolerancia se encuentra la exposición permanente sobre el genocidio en la Sala Holocausto. (Cortesía)

Una forma de superar el horror es reflexionar sobre él a través del arte. México, como muchos otros países, se unirá hoy al 70 aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi con una serie de actividades culturales.

Desde 2005, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instituyó el 27 de enero como el Día Internacional de la Memoria del Holocausto. En este contexto se exhibe Lo que quedó..., de la escultora israelí Oma Ben-Ami. La muestra se conforma de 14 fotografías intervenidas con hierro y 16 esculturas forjadas por la propia artista, quien perdió a sus padres bajo el régimen del Partido Nacionalsocialista. La tragedia familiar y de su pueblo es el eje temático de su trabajo, que se expone en el vestíbulo del ala norte de la Cámara de Diputados, en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

La sala Digna Ochoa de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, en el Centro Histórico, muestra El soldado Toltkachev a las puertas del infierno, integrada por imágenes históricas de los campos de concentración nazis. El discurso visual es producto de la investigación fotográfica de Nina Springer-Aharoni, bajo la curaduría de Yehudit Shendar.

También frente a la Alameda Central, en el Museo Memoria y Tolerancia, que se ubica en la Secretaría de Relaciones Exteriores, se encuentra la exposición permanente sobre el genocidio en la Sala Holocausto, donde se exhibe desde una maqueta del campo de Auschwitz hasta un vagón original proveniente de Polonia, que sirvió para transportar entre 80 y 100 personas -sin agua y sin comida- por varios días. También se despliega una muestra de fotografía y videos con testimonios de las víctimas.

El Museo Histórico Judío y del Holocausto que se aloja en la calle de Acapulco, en la colonia Condesa, cuenta con acervo de más de mil fotografías y objetos originales de la época. Su finalidad es “mostrar al mundo que 6 millones no es un número matemático, sino que fueron 6 millones de seres humanos masacrados por el único delito de ser judíos”, como se destaca en su página electrónica.