AFTEROFFICE
buena vida

De aire al fogón… sabor nayarita

Embajadora gastronómica de Riviera Nayarit, Betty Vázquez trabajó en la industria aeronáutica antes de convertirse en chef. 
"No compro nada que esté a más de 10 kilómetros alrededor de mi área", dice la también chef de El Delfín.
Rosario Reyes
20 abril 2016 23:51 Última actualización 21 abril 2016 5:0
Los platillos crudos son parte del menú del mar de Betty Vázquez. (Especial)

Los platillos crudos son parte del menú del mar de Betty Vázquez. (Especial)

Enamorada de su estado natal, Betty Vázquez creció con los sabores de la costa, los valles y las montañas. Pionera en operaciones aeronáuticas y piloto privado, sufrió discriminación en un sector dominado por hombres. Entonces, a los 25 años se fue a París a estudiar gastronomía.

“Cuando creces viendo cómo se mueven los maizales, cómo ondea la hoja dorada del tabaco, cómo el campo se viste de rojo cuando es la cosecha de los chiles o del jitomate, no puedes no enamorarte del lugar”, dice la chef del restaurante El Delfín del hotel Garza Canela de San Blas, propiedad de su familia.

Única mujer del jurado del programa de Azteca Master Chef, que actualmente transmite su versión infantil, Betty Vázquez es desde hace 10 años Embajadora gastronómica de Riviera Nayarit.

Con antepasados provenientes de Chiapas, Guanajuato y Nayarit, además de que sus abuelos trabajaron en una hacienda de españoles, la reverencia por la comida, como ella le llama, le viene de cuna y propició su verdadera vocación.

La chef Vázquez nació en Tepic y vive desde hace 36 años en San Blas, que fue el último puerto de la colonia española. Rodeada de una esplendorosa naturaleza y alimentándose con el sazón que llegó al Nuevo Mundo en la Nao de China. Los platillos locales, la gastronomía de oriente y la cocina conventual se mezclaron en su gusto.

“Los productos locales sustentan el sabor. No compro nada que esté a más de 10 kilómetros alrededor de mi área, crecidos, cosechados con la tierra y el agua local. Tengo mucha cocina de mar, pues está a unos pasos de mi casa”, explica.

“Estoy enamorada de mi estado y de mi país. Acabo de pasar por el río Santiago, que riega las tierras que he adorado por muchos años. El río Lerma se une con este río para desembocar en el mar. No importa en qué estado estés, somos un país maravilloso”.

Su especialidad es la cocina de mar, como corresponde al mayor exportador de camarón a nivel nacional. En Nayarit está una de las granjas camaroneras más importantes de Latinoamérica, además del mejor cauque (camarón de río)del país. Cocina con pesca del día y cambia su menú constantemente, aunque tiene imprescindibles como cebiches, aguachiles y carpaccios.

“Es cocina internacional, pero con un toque de cocina vieja, gracias a que me crié con mi abuela, que era reverenciosa con la cocina”.