AFTEROFFICE
CULTURAS

Conoce "Resumen del fuego", la nueva muestra escultórica del MAM

Explora y descubre las complejas formas que el escultor 
Fernando González Gortázar reúne en el Museo de Arte Moderno (MAM) en la exposición "Resumen del fuego", la cual permanecerá en este recinto hasta el 20 de julio. 
Redacción
14 marzo 2014 20:28 Última actualización 15 marzo 2014 5:0
La obra de González Gortázar es experimental con las formas. (Cortesía)

La obra de González Gortázar es experimental con las formas. (Cortesía)

La obra de Fernando González Gortázar, uno de los escultores más importantes del país, ha llegado al Museo de Arte Moderno (MAM) a través de "Resumen del fuego", la nueva exposición que ofrece al público los proyectos más importantes del autor, entre los cuales están aquellos que ha realizado para los sectores arquitectónico público y privado.

A través de esta colección, indica el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el público podrá ver "la prehistoria de una indagación geométrica y experimentos con objetos, derivaciones formales, así como huecos y anomalías azarosas". La exposición de permanecerá en el MAM hasta el próximo 20 de julio.

Fernando González Gortázar, quien también es arquitecto urbanista y paisajista, dedicó su nueva exposición a la memoria de la gran cantidad de artistas que se han ido en los últimos meses, como Albita Rojo, Mercedes Iturbe, Carlos Monsiváis, Miguel Ángel Granados Chapa, José Emilio Pacheco, Guillermo Arriaga, Juan Gelman y Guillermo Tovar y de Teresa.

“Si esta exposición, si mi trabajo de casi medio siglo logra rendir homenaje a esa heroínas y héroes de nuestra generación, esta exposición-homenaje habrá tenido sentido. Este Resumen del fuego que nunca ha menguado sería bastante para justificar mi vida”, sostuvo.

Asimismo, resaltó la importancia de la cultura en la sociedad contemporánea, pues dijo que el mundo ya se está olvidando de ella.

Sin embargo, aseguró que para los artistas a los que rinde homenaje, "la cultura no era el frío y pretencioso clavel en la solapa, no era un adorno prescindible, sino el cimiento mismo, la estructura, la corona y la bandera de una sociedad, de una nación. La cultura es nuestra insignia, nuestra huella digital, nuestra seña de identidad, nuestra acta de nacimiento y nuestra sola esperanza de una permanencia siempre nueva".