AFTEROFFICE
DESDE LA BUTACA

Sida en el cine: arma
para concientizar

Este viernes se celebró a nivel mundial un día más de la lucha contra el sida. El cine, como un vehículo de expresión de la sociedad, ha tratado de reflejar desde varios ángulos esta problemática. 
Eldaa García
02 diciembre 2017 17:57 Última actualización 02 diciembre 2017 18:44
película

(Especial)

Cada primero de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida como una oportunidad para concienciar, educar y mejorar la comprensión del VIH como un problema de salud pública mundial.

De acuerdo con la Onusida, los progresos que ha habido en los últimos 15 años han servido de inspiración para alcanzar un compromiso mundial de poner fin a la epidemia para 2030.

El cine, como es de esperar, no se sustrajo de este fenómeno y diversos cineastas y actores a lo largo de las últimas tres décadas han plasmado su visión sobre este fenómeno y los héroes detrás de las historias que contaron.

Una cinta que abordó el problema desde el ámbito de la discrimación laboral fue Philadelphia, de 1993 la cual cuenta como el prestigiado abogado Andy Beckett, interpretado por Tom Hanks, es despedido del bufete donde trabaja debido a su enfermedad. Por ello, recurre a los servicios de Joseph Miller (Denzel Washington) para que le defienda.

Muchos criticaron el carácter lacrimógeno de la película, pero a su favor tiene haber abierto la puerta a muchos otros retratos sobre el VIH que vendrían después. Y aunque no fue la primera en poner el foco sobre la cuestión, sí fue la más mediática, dándole a Hanks su primer Oscar como Mejor Actor.


Compañeros inseparables, de 1990 y The Normal Heart ,de 2014, se esforzaron por retratar el fenómeno del VIH-sida surgido a principios de la década de los 80 entre el colectivo homosexual, el cual fue el más castigado en esa época tanto a nivel sanitario como social.

Ambas cintas ofrecen una visión del despertar de esta comunidad a esta enfermedad, en el cual sufrieron el desamparo, el miedo y la ineficacia de las autoridades.


Casi a modo de documental, En el filo de la duda, cinta de HBO estrenada también en 1993, muestra un retrato coral interpretado por médicos, burócratas abogados, epidemiólogos y afectados por la enfermedad.

En ella, se muestra cómo fue descubierto el virus y los esfuerzos y rechazos que vivió la gente no sólo homosexual, sino de aquellos -incluso niños- que fueron contagiados por transfusiones de sangre. Para quien busque una cinta llena de hechos históricos de la enfermedad, ésta sin duda es una buena opción.


Precisamente, en cuanto a niños y jóvenes que contrajeron la enfermedad, destaca El poder de la amistad o The Cure, de 1995, la cual cuenta la historia de Erik y Dexter, dos niños vecinos que se hacen amigos a pesar los tabúes de la época, puesto que éste último contrajo la enfermedad por una transfusión sanguínea.

La misión que ambos chicos se imponen es emprender la búsqueda de una cura para esa enfermedad.


Sólo ellas, los chicos a un lado, de 1995mostró la enfermedad desde el punto de vista de una mujer, una que la contrajo de manera accidental.

Una cantante lesbiana de un club nocturno acompaña a una mujer con HIV en un viaje por la carretera de Nueva York a Los Ángeles para empezar de nuevo.


En la Cuba de Fidel Castro, Reinaldo Arenas cometió tres pecados: ser escrito, ser homosexual y ser disidente. En Antes que anochezca, del 2000 dirigida por Julian Schnabel y protagonizada por Javier Bardem se relata la persecución que vivió en esa época hasta su salida de la isla en 1980.

La cinta buscó retratar el afán de Arenas por vivir y ejercer su libertad no sólo artística y política, sino también sexual.


Una de las últimas películas que ha abordado el fenómeno del VIH-Sida ha sido The Dallas Buyers Club, en la cual Matthew McConaughey da vida al vaquero Ron Woodroof.

Tras recibir un diagnóstico fulminante de VIH,éste decide, junto con su amigo Rayon (Jared Leto) emprender su propia búsqueda de medicamentos para su enfermedad y la de miles más tras la burocracia e indiferencia de las autoridades de salud de Estados Unidos; este trabajo recuerda que aún hay mucho por hacer en el combate a esta enfermedad.