AFTEROFFICE
DEPORTES

Cancelan el Boca vs. River por gas pimienta

Los octavos de final de la Libertadores 2015 se vieron empañados por la violencia en La Bombonera, donde aficionados del Boca lanzaron gas pimienta a los jugadores del River. 
Notimex
14 mayo 2015 22:14 Última actualización 14 mayo 2015 22:15
Los jugadores del River resultaron lesionados tras los percances. (Reuters)

Los jugadores del River resultaron lesionados tras los percances. (Reuters)

BUENOS AIRES, ARGENTINO.- El partido de octavos de final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate fue suspendido luego de que desde las gradas lanzaron gas pimienta contra el equipo visitante.

Los hechos ocurrieron cuando los elementos de River Plate saltaban a la cancha de la bombonera, para disputar el segundo tiempo del encuentro de vuelta de octavos de final del citado torneo y el cual se encontraba 0-0 (1-0 global a favor de River), y fueron agredidos desde las gradas con gas pimienta.

De acuerdo con la agencia argentina de noticias Télam, varios jugadores de “los Millonarios” fueron afectados de forma grave por la sustancia, la cual provocó quemaduras e hinchazón en los ojos. Entre los más afectados estaban Leonel Vangioni, Leonardo Ponzio, Ramiro Funes Mori, Gonzalo Martínez y Sebastián Driussi.

Casi de inmediato el presidente de River Plate, Rodolfo D'Onofrio, saltó al campo de juego para exigir al árbitro Darío Herrera que suspendiera el encuentro, lo que hizo primero de forma momentánea y tras algunos minutos y en conjunto con los representantes de la Conmebol decidió dar por terminado el encuentro.

Para sumar una pizca más de tensión a la noche, mientras los jugadores de River intentaban recuperarse, un dron, que llevaba atada una tela blanca, que simulaba un fantasma, y tenía una letra be roja, sobrevoló el campo de juego.

El técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, expresó que "es una vergüenza lo que está pasando. Mirá lo que nos hicieron. No hacía falta este ataque", luego de que salió al auxilio de sus pupilos.

A su vez, el defensa Ramiro Funes Mori expresó su incredulidad por los hechos, los cuales relató al diario argentino Clarín.

"Cuando salíamos para jugar el segundo tiempo nos arrojaron un líquido en la cara", dijo el defensor de River, con la camiseta empapada en la mano, mientras sus compañeros intentaban sofocar el efecto del gas pimienta con botellas de agua.

"Tengo los ojos muy hinchados, la camiseta toda manchada, así no se puede jugar. Nunca viví algo así, estamos quemados. No se puede creer", enfatizó.

Ahora será la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) la que decida el resultado final de la serie (la cual era comandada 1-0 por River Plate), así como el posible castigo a Boca Junior por estos acontecimientos.