AFTEROFFICE
deportes

Brasil refuerza seguridad fronteriza por Río 2016

A 2 días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, las fuerzas de seguridad brasileñas cambiaron su atención a un delito todavía más furtivo: el terrorismo. Como primeras medidas aumentaron los controles en sus fronteras.
Reuters
02 agosto 2016 14:11 Última actualización 02 agosto 2016 15:12
La policía dice que vigila a otras 100 personas con posibles vínculos extremistas islámicos, en su mayoría en la Triple Frontera. (Reuters)

La policía dice que vigila a otras 100 personas con posibles vínculos extremistas islámicos, en su mayoría en la Triple Frontera. (Reuters)

FOZ DO IGUAÇU, Brasil.- En una mañana fría, con la brisa soplando desde Paraguay, los funcionarios de aduanas ocasionalmente detienen y registran a vehículos que cruzan el punto fronterizo de más movimiento en Brasil, en busca de contrabando.

La mayoría son brasileños pobres que pasan electrodomésticos comprados sin impuestos y por encargo al otro lado del río, en la paraguaya Ciudad del Este. Pero existe un comercio más peligroso también.

"No es inusual hallar drogas o armas", dijo Leonardo, un funcionario de la aduana brasileña que trabaja en el lugar desde hace dos años. "Uno empieza a tener buen ojo para ello", agregó, mientras observaba cruzar los automóviles.

A apenas días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, las fuerzas de seguridad brasileñas cambiaron su atención a un delito todavía más furtivo: el terrorismo.

Como primeras medidas aumentaron los controles en este punto fronterizo, donde decenas de miles de personas cruzan de un lado a otro todos los días, y establecieron un centro de control con acceso a decenas de cámaras que vigilan diferentes puntos de la zona.

Desde hace mucho tiempo, funcionarios de inteligencia han señalado esta región fronteriza, donde reside una considerable comunidad musulmana, como un punto débil de la seguridad de Brasil.

Con la llegada de unos 500 mil extranjeros para los Juegos y los recientes ataques en ciudades europeas, la enorme tarea de vigilar la frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina ha vuelto a estar en el centro de la escena.

BLINDAN RÍO DE JANEIRO
Efectivos de seguridad patrullarán sitios turísticos de Río de Janeiro como el Pan de Azúcar y el Cristo Redentor durante los Juegos Olímpicos, y quienes visiten estos puntos icónicos de la ciudad deberán pasar por un control de Rayos X, informó este martes el ministro de Justicia, Alexandre de Moraes.

El refuerzo de la seguridad en los centros turísticos será implementado antes de la ceremonia de apertura de los Juegos el viernes en el estadio Maracaná, sostuvo el funcionario, quien destacó que el envío de tropas federales a esos lugares liberará a la policía militar para patrullar otras zonas.

Pero Moraes reiteró en diálogo con periodistas que la posibilidad de un atentado en Brasil durante los Juegos es "mínima". El operativo de seguridad de los Juegos contará con cerca de 85 mil hombres, 41 mil de los cuales son militares.