AFTEROFFICE
deportes

Barcelona golea y jugará la final del Mundial de Clubes ante River

Con un triplete del uruguayo Luis Suárez, quien compensó con creces la ausencia de Lionel Messi y Neymar, Barcelona goleó a Guangzhou Evergrande 3-0 el jueves para clasificarse a la final del Mundial de Clubes, en la que enfrentará a River Plate.
Agencias
17 diciembre 2015 11:42 Última actualización 17 diciembre 2015 11:52
Sin Lionel Messi ni Neymar, Luis Suárez fue el dueño de la cancha al anotar un triplete ante el  Guangzhou Evergrande. (Reuters)

Sin Lionel Messi ni Neymar, Luis Suárez fue el dueño de la cancha al anotar un triplete ante el Guangzhou Evergrande. (Reuters)

YOKOHAMA, Japón.- El equipo Barcelona venció 3-0 al conjunto chino Guangzhou Evergrande en partido de la Copa Mundial de Clubes en el Estadio Mitsuzawa, con la ausencia sorpresiva del argentino Lionel Messi por un cólico y de Neymar por lesión.

El Barcelona se apoyó en su tercer atacante, el uruguayo Luis Suárez, para vencer al Guangzhou Evergrande por 3-0 y clasificarse a la final del Mundial de Clubes Japón 2015, en la que se medirá este domingo con el River Plate.

El uruguayo metió tres goles al campeón asiático, que en el primer tiempo preocupó con algunas estocadas al Barça, aunque terminó claudicando ante la superioridad de los blaugranas, publicó la FIFA en su sitio oficial.

Los chinos se pararon con dos líneas de cuatro y el Barsa tuvo a Andrés Iniesta al mando. El capitán generó las tres situaciones previas al 1-0 con remate desde afuera, pase a Munir El Haddadi que tapó con decisión Li Shuai y un centro para Munir que se fue apenas afuera.

Cerca del descanso apareció el croata Iván Rakitic y remató desde afuera, la pelota vibró en el aire y se le complicó a Li, que dejó el rebote largo para Suárez, quien anotó el primer gol al minuto 39.

Apenas un minuto después Claudio Bravo metió una mano a un cabezazo del brasileño del Evergrande, Elkeson de Oliveira, y hubo promesa de partido para el complemento.

El Pistolero e Iniesta dominaron el juego, tocó Luis con Andrés en el centro del ataque y fue a buscar la devolución a la espalda de los centrales para definir de zurda al segundo tanto al minuto 50.

El tercero fue una consecuencia lógica, el chino Huang Bowen derribó a Munir dentro del área y Suárez hizo lo suyo desde los 12 pasos al minuto 67.

El Barcelona hizo valer su superioridad para que el domingo se enfrente al equipo argentino River Plate, en la final del Mundial de Clubes de la FIFA en Yokohama.