AFTEROFFICE
culturas

Ausencio Cruz: La risa y la bronca

El actor acaba de estrenar "Próspero sueña a Julieta", de José Sanchís Sinisterra, en el Teatro Helénico. Un homenaje a William Shakespeare basado en "La tempestad", la primera obra que le sedujo en sus tiempos de estudiante en la UNAM.
Rosario Reyes
08 septiembre 2015 21:23 Última actualización 09 septiembre 2015 5:0
"Es un montaje de alta comedia, llena de magia, de aventuras, es maravillosa", dice el actor sobre la puesta en la que participa. (Edgar López)

"Es un montaje de alta comedia, llena de magia, de aventuras, es maravillosa", dice el actor sobre la puesta en la que participa. (Edgar López)

No tiene empacho en reconocer el veredicto implacable de su madre al juzgar el trabajo con que, en teatros y centros nocturnos, ha continuado una carrera que inmortalizó a personajes como Margarito Pérez en los programas Tienda y Trastienda y La Caravana, de la extinta Imevisión: “Sigo siendo el mismo, según mi mamá, que es mi termómetro. A ella le pregunto cómo me ve. Aunque sí me ha dicho que soy menos divertido...”, dice Ausencio Cruz.

Acaba de estrenar Próspero sueña a Julieta, de José Sanchís Sinisterra, en el Teatro Helénico. Un homenaje a William Shakespeare basado en La tempestad, la primera obra que le sedujo en sus tiempos de estudiante en la UNAM, a donde recientemente ha vuelto para impartir una asignatura llamada Técnicas de expresión jurídica, preparando abogados para los juicios orales.

Y es que la impartición de justicia le preocupa al actor nacido en el seno de una familia de abogados de Monterrey. Sobre todo en los tiempos que corren, ideales -dice- para la comedia, aunque ésta no se monte con frecuencia. “Hay algunos interesados en no fomentarla, porque la comedia pasa necesariamente por el matiz de la reflexión, el pensamiento, es lo que más acerca a la libertad, a la alegría, al gozo de vivir”, dice el artista, cuya última participación en la pantalla chica fue interpretando a un productor de televisión -que alude a Paco Stanley- en la segunda temporada de El señor de los cielos, de Telemundo. También participó en Burócratas, serie de Televisa producida por Israel Jaitovich -aún sin estrenar-, en la que hace el papel de un “coyote” capitalino.

Cruz, quien participó en la campaña del actual gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco, asegura que ni la política ni la docencia lo desviarán de su vocación como actor.

___¿Hay más actores dando clases para abogados en la UNAM?
___No, a mí se me ocurrió porque en los juicios hay que ser persuasivo, convincente, tener un buen manejo de emociones, que es la materia principal del actor. Detalles de técnica como hablar y respirar bien, pronunciar adecuadamente. Los jóvenes, por vivir en el mundo virtual, saben escribir, pero les falta expresión verbal y corporal.

___¿Cómo llega al estreno de Próspero sueña a Julieta?
___José Sanchís Sinisterra es considerado el mejor dramaturgo contemporáneo, un hombre que tendrá unos 80 años. Es un montaje de alta comedia, llena de magia, de aventuras, es maravillosa; un sueño del autor, de mis compañeros y mío, porque cuando estaba en la universidad me pusieron a estudiar La tempestad y dije: “ojalá algún día yo hiciera esta obra”. Quiere decir que los sueños se hacen realidad. Por eso hay que tener cuidado con lo que piensas, con lo que dices y con lo que deseas.

___Su nueva obra parte del teatro clásico, ¿había incursionado en él antes?
___Lo estudié en la universidad, pero no es un teatro que haya desarrollado mucho. Nuestra tradición es mucho más rica en comediantes. A través de la comedia puedes decir muchas cosas e invitar al cambio y a la reflexión, esa es la virtud, ojalá hubiera más comedia, más productores y muchos más caminos para ella. Lamentablemente la vulgaridad es lo que más campea.

___¿Su profesión es más que entretenimiento?
___El entretenimiento es para generar la vida; hasta la “música mata neuronas”.

___¿Su apoyo al Bronco en Monterrey fue porque tiene interés en ocupar un puesto político?
___No, nunca ha sido mi intención. Las candidaturas independientes son una posibilidad real, tan es así, que fue una propuesta de Peña Nieto. Es importante para el cambio social, la idea es mejorar, por eso me gusta la comedia que hace mejor al ser humano.

___¿Por qué dejó de trabajar con Brozo (Víctor Trujillo)?
___Lo platicamos muy bien, sabíamos que si continuábamos iba a ser muy difícil la disolución de la imagen con los productores y el público, seríamos encasillados como Viruta y Capulina, Corona y Arau. Fue un trabajo que dio muy buenos resultados, fueron seis años de Tienda y trastienda y cuatro de La Caravana, hicimos 3 mil sketches, pero decidimos que cada quien fuera por su camino. Hay un gran cariño entre los dos.

___¿No le interesó seguir en TV?
___Si tenía que ir a Dígalo con mímica para estar vigente pues no, porque soy actor. Esto es así de fortuito, los actores vamos inventando la carrera. Como me dijo el maestro José Luis Ibáñez: así como en la vida, en el teatro hay que prepararse para enfrentar imprevistos.

___¿Cómo conserva el buen humor en tiempos de crisis?
___Pues ahorita tengo mejores rutinas, con tanta cosa que pasa. Tú me estás viendo ahorita, no sé si te parezca divertido o trémulo. Simplemente soy actor.