AFTEROFFICE

¿Cómo entrenar a un perro guía?

La Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P., la primera institución de este tipo en América Latina, adiestra a los animales para acompañar a sus amos en sus recorridos por la ciudad. 
Daniel Blanco 
06 julio 2016 16:34 Última actualización 08 julio 2016 14:50
Etiquetas
perro guía

Después de un año de socialización con una familia, el entrenamiento de los perros guía para invidentes dura 4 meses y luego un mes más para que trabaje con su nuevo amo. (Especial)

Entrenar a un perro guía es un proceso de alrededor de año y medio y que implica una inversión de hasta 300 mil pesos.

En la Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P., en la Ciudad de México, la primera institución de este tipo en América Latina, primero envían al cachorro a un proceso de socialización con una familia durante un año, luego viene el entrenamiento formal de cuatro meses y, para finalizar, al menos un mes más de capacitación con su nuevo amo.

“(En el primer año) tiene que ser un cachorro que sea capaz de entrar a cualquier lugar, a cualquier espacio (…), capaz de subir un puente peatonal y más adelante, durante su entrenamiento, gracias a toda esta socialización, que sea un perro capaz de entrar, por ejemplo, al transporte público, subir a un pesero, a metros, subir escaleras eléctricas, entrar a un elevador, entrar a una tienda de autoservicio, a una tienda departamental”, explicó Efrén González Bermúdez, entrenador de la escuela.

“Yo creo que la etapa inicial del entrenamiento (el primer mes), cuando el perro tiene que entender muchas cosas, portar el arnés, caminar en línea recta y comenzar su entrenamiento, es una etapa importante y crucial en la que al perro lo expones a situaciones nuevas”.

En el segundo mes se refuerzan los conocimiento adquiridos por el can en el primer mes de entrenamiento; en el tercero, se lleva a los perros a transportes públicos y a hacer rutas cortas; y en las etapas finales se hacen rutas largas de aproximadamente tres horas.

“Ya en el último mes del entrenamiento, que ya a lo mejor usas transporte público, a lo mejor hoy toca hacer una ruta al centro, entonces es subir al pesero, llegar al metro, subir al metro, llegar al centro, dar una vuelta por ahí y regresar (a la escuela)”, comentó el entrenador.

Una vez que el perro completa su proceso de entrenamiento, se le pide a quien será su dueño que acuda al centro para recibir una capacitación de 28 días, durante la cual se le enseña cómo manejar y cuidar al can.

La capacitación, que contempla todos los servicios de alimentación y de hospedaje, tiene un costo de 15 mil pesos, y no hay pago adicional por el animal.

Después de que el binomio se gradúa, se van a su ciudad de residencia y la institución hace visitas de seguimiento.

A la escuela, el entrenamiento de un solo perro le cuesta aproximadamente 300 mil pesos, que incluyen el costo del can, la educación del animal y las visitas a diferentes lugares de la república.

Un perro guía tiene aproximadamente de 7 a 8 años de vida activa, después se jubilan y pueden ser adoptados.

Para poder mantenerse, la institución cuenta con un hospital veterinario, cursos de rehabilitación, adaptación, pláticas de sensibilización, una pensión para perros, donaciones y adopción de canes (Labrador y Golden Retriever).

Conoce más de la escuela aquí. 

>
: