AFTEROFFICE
buena vida

Artículos 'mini fashion' para tus niños 

Un toque sofisticado y moderno para su guardarropa. La boutique infantil Colibrí ha cautivado desde hace una década a las familias regiomontanas. Este concepto, que resulta ideal para padres primerizos, llega a la Ciudad de México con su primera tienda inaugurada ayer en Polanco.
Myrna I. Martínez
27 mayo 2015 21:56 Última actualización 28 mayo 2015 5:0
La primera tienda en el DF, se encuentra en la calle de Séneca 55, en la colonia Polanco. (Braulio Tenorio)

La primera tienda de Colibrí en el DF, se encuentra en la calle de Séneca 55, en la colonia Polanco. (Braulio Tenorio)

La boutique infantil Colibrí ha cautivado desde hace una década a las familias regiomontanas por ofrecer en un solo lugar marcas exclusivas para bebés, niños y adolescentes.

Este concepto que resulta ideal para padres primerizos llega a la Ciudad de México con su primera tienda inaugurada ayer en Polanco.
“La idea surgió cuando estaba embarazada de mi primer niño y con el primero no tienes nada. Vas de tienda en tienda buscando el mecedor, la ropita, la cuna, y me di cuenta que era muy difícil encontrar en un lugar todo lo que quería y a mi gusto”, platica Myriam Salas de Lobo, creadora y cofundadora de Colibrí.

“Desde ahí detecté que en Monterrey no existían tiendas de niños y había una oportunidad, un nicho de mercado que podíamos aprovechar”.

1
Colibrí

Para abrir su primera tienda en el DF, durante dos años buscaron el lugar que les permitiera crear una experiencia de confort a los clientes. El reto fue encontrar y remodelar la casa de dos pisos en Séneca 55, donde se brinda una experiencia completa, con propuestas clásicas, casuales y modernas.

Colibrí

Colibrí fue fundada por Myriam y su mamá como una empresa pequeña y familiar, y ahora celebra 10 años en la capital regiomontana, siempre fiel al objetivo con el que inició: ofrecer productos de alta calidad, con un toque sofisticado y moderno.

Para abrir su primera tienda en el DF, durante dos años buscaron el lugar que les permitiera crear una experiencia de confort a los clientes. El reto fue encontrar y remodelar la casa de dos pisos en Séneca 55, donde se brinda una experiencia completa, con propuestas clásicas, casuales y modernas.

Además de ropa para bebés y niños, en los distintos recovecos hay todo tipo de accesorios, como cunas cubiertas de seda (con un costo aproximado de 24 mil pesos) y carriolas y sillas para bebés de la reconocida marca Britax.

Esta es la única boutique en la capital que cuenta con más de 150 marcas de ropa y accesorios para los pequeños, algunas en exclusiva. Se observa desde prendas y mochilas de la línea de Star Wars para niños, vestidos Kenzo, ropa casual Paul Smith y Flowers by Zoe, y para la próxima temporada, platica la propietaria, contarán con las nuevas colecciones de Little Marc Jacobs y Billieblush.

Entre las firmas destaca Zara Terez, de Nueva York, que ha causado sensación por su gran variedad de coloridos leggins impresos, como los inspirados en el juego Candy Crush, o en los tan populares emojis de smartphone.

“Viajamos a diferentes shows alrededor del mundo para ver las tendencias y buscar siempre lo más exclusivo y novedoso; por ejemplo, somos los únicos en vender los mamelucos Kissy Kissy, elaborados de algodón peruano que es de muy buena calidad y extra suave”, explica la empresaria.

Aunque la mayoría de los productos son de diseñadores internacionales, también se le da espacio a los mexicanos y cuentan con accesorios hechos a mano y artesanales, como portachupones tejidos, muñecos y una línea de moños exclusiva de la empresa de Monterrey 12-14.

En este espacio no sólo los padres se divierten eligiendo el guardarropa para el bebé, también los niños con su línea de mochilas de Chewbacca y Yoda, libretas, colores, bolsas para las niñas, juguetes didácticos, gomas, plumas, loncheras, todo con un diseño chic.