AFTEROFFICE
deportes

Argentina va a la final con récord de Messi incluido

El astro Lionel Messi se convirtió este martes en el máximo artillero de la Selección de Argentina con un golazo de tiro libre y ayudó a que la "albiceleste" venciera 4-0 a Estados Unidos para clasificar a la final de la Copa América Centenario.
Agencias
21 junio 2016 22:7 Última actualización 21 junio 2016 22:13
Messi ahora es el máximo artillero en la historia de la "albiceleste". (AP)

Messi ahora es el máximo artillero en la historia de la "albiceleste". (AP)

La Selección de Argentina venció esta noche por goleada de 4-0 a Estados Unidos y avanzó a la gran final de la Copa América Centenario 2016, en partido realizado en el NRG Stadium. La albiceleste se medirá el domingo en la final con el ganador del choque del miércoles entre Chile y Colombia.

Con la victoria, Argentina se metió en la definición del torneo continental por cuarta vez en las últimas cinco ediciones. Ahora tratará de romper la mala racha que arrastra desde hace más de dos décadas y levantar el trofeo que le es esquivo desde 1993.

Argentina salió con todo en ataque y se puso en ventaja a los tres minutos con un cabezazo bombeado de Ezequiel Lavezzi ante la salida del arquero Brad Guzan tras un preciso pase de Lionel Messi que agarró a contrapierna a la defensa local.

La albiceleste dominaba las acciones a placer, aprovechando que Estados Unidos no presionaba en el centro de la cancha y le daba libertad a Messi y Ever Banega.

Messi estuvo cerca de aumentar la ventaja a los 14. Tras recibir el balón en el centro del campo, eludió a dos rivales antes de que su disparo en el borde del área fuera contenido por Guzan.

El capitán puso el 2-0 con un golazo de tiro libre a los 32 minutos al palo del arquero que superó la estirada de Guzan para meterse en el ángulo y de esta manera convertirse en el máximo artillero de la historia de la "albiceleste".

El dominio de Argentina, que borró del campo a Estados Unidos, se mantuvo hasta el final del primer tiempo y se prolongó al inicio del complemento.

A los 50 minutos, Lavezzi le envió un preciso centro a Gonzalo Higuaín, que conectó la pelota pero su disparo fue salvado por el arquero. El atacante tomó el rebote y superó a Guzan con un remate junto al palo.

Cuando Argentina tenía todo dominado sufrió una seguidilla de lesiones en menos de 10 minutos: Augusto Fernández se fue por un problema muscular y poco después, Lavezzi intentó frenar el balón con el pecho y cayó de espaldas tras golpear con un cartel de publicidad, por lo que tampoco pudo seguir en el campo de juego y se retiró en camilla con un brazo inmovilizado.

La tónica del encuentro se mantuvo, con Argentina más cerca del cuarto gol que el local del descuento. Messi casi marca de nuevo a los 83 a pase de Higuaín. Tras enganchar en el borde del área, remató cruzado y su disparo fue desviado por Guzan.

A los 85 la ecuación fue inversa: Messi habilitó a Higuaín que puso el 4-0 desairando a Guzan.