AFTEROFFICE
culturas

Angélica María y el don del encanto en el set

La actriz y cantante mexicana comparte orgullosa cómo Joshua Michael Stern, el director de la cinta 'Jobs' -quien también escribe, produce y dirige 'Graves', la serie en la que ella aparece-, la contrató sin hacerle prueba alguna.
Rosario Reyes
17 noviembre 2016 21:42 Última actualización 18 noviembre 2016 5:0
Angélica María y Enrique Guzmán ofrecerán dos recitales el sábado 26 de noviembre en el Centro Cultural Teatro I. (Cortesía)

Angélica María y Enrique Guzmán ofrecerán dos recitales el sábado 26 de noviembre en el Centro Cultural Teatro I. (Cortesía)

Cantar ante miles de espectadores no le impone tanto como hacer un casting frente a seis personas. estar cerca de su familia ha implicado no sólo cambiar de residencia; al mudarse a Miami, también está comenzando su carrera desde cero.

Y le encanta. Angélica María comparte orgullosa cómo Joshua Michael Stern, el director de la cinta Jobs -quien también escribe, produce y dirige la serie Graves, la serie en la que ella aparece-, la contrató sin hacerle prueba alguna.

La Novia de México está acostumbrada a conquistar a quien la observa. Sea un productor que buscaba a un niño para el papel con que ella se quedó tras cortar su larga cabellera; un escritor como José Agustín, que le escribió Cinco de chocolate y uno de fresa, Ya sé quién eres, o La verdadera vocación de Magdalena, o las tres generaciones de público que se han rendido a su encanto natural.

Cambio de residencia
Vivo en la incertidumbre. No sé si me quede en Estados Unidos, vamos a ver qué sucede, ojalá que recapacite el señor Trump y así como dijo algunas cosas de las que ahora se contradice, se contradiga en el tema de los latinos.

Estuve con la señora Clinton en su campaña porque a mí los latinos me han dado mucho cariño en este país, además soy mexicana. Las cosas no salieron como uno quería, todos estamos muy temerosos, pero hay que ser positivos y seguir adelante.

La modestia
Es difícil no ser nadie. Estoy empezando una nueva carrera en Estados Unidos desde abajo. Ahora interpreto a la sirvienta de un expresidente en la serie Graves, con Nick Nolte, que es muy graciosa, aguda y sólo digo una frase en cada capítulo, pero vieras qué divertido. Estoy feliz, aunque me ha costado mucho trabajo; no tener todos los diálogos que quisiera, sino un papelito, es difícil. Pero es divertidísimo empezar una carrera a estas alturas. Vivo acá por mi hija, su esposo es americano y tiene su trabajo acá y no quiero estar lejos de ellos. Lo de volver a empezar es porque me gusta lo que hago y necesito seguir haciéndolo. Por lo menos ya tengo amigos, antes no me saludaban cuando entraba al foro.

Hacer casting
Es una presión espantosa. Ya he hecho varias pruebas, me equivoco porque me pongo muy nerviosa, cómo no, si nunca había hecho casting en mi vida. Algo muy hermoso es que para la serie, Joshua me googleó, me invitó a comer y me contrató, así sin pruebas. Estoy en un grupo de gente padrísima y poco a poco se van abriendo puertas, que es lo que he hecho toda mi vida, tú sabes que siendo mujer es más difícil, tienes que abrirte camino a diario.

Su vocación
Yo le llamo un don. La gente que nacemos con esa locura de ser artistas no es que lo pensemos, así nacemos, con una necesidad de sacar un montón de sentimientos, comunicarlos, nuestros y de los personajes que representamos o las canciones que cantamos, o los que componen, los que pintan; los artistas tenemos una sensibilidad más pronunciada y un don que no todo mundo tiene. Igual que naces con ojos azules o negros, cantas o no, tienes el don de
ser artista o no.

Su otra pasión
La lectura. Me atrapó desde niña. Empecé con Salieri y en mi adolescencia leía los que estaban de moda; José Agustín, por supuesto. Ahora también me gustan los que están de moda, y desde luego leí los clásicos y los releo porque me encantan, en especial Shakespeare. Pero hay tantos: dramáticos, de comedia musical, un género que monté mucho con mi madre, quien para escribir tenía que leer mucho. Crecí en un ambiente de mucha lectura y ese hábito se ha quedado conmigo.

La dinastía
Debe venir de familia. Pero mi mamá no era productora, ni escritora ni directora. Empezó en el cine cuando yo ya había hecho cinco películas porque le gustó mucho, pero decía que no quería estar en el circo, sino como productora. Comencé en el cine porque fui a una fiesta de unos vecinos amigos de mi mamá y ahí estaba Gregorio Wallerstein, que era el productor más importante de aquella época. Buscaba un niño de mi edad para su película y cuando oí eso dije: “que me corten el pelo y hago la película”. Hice la primera y la segunda como niño, afortunadamente a la tercera ya se normalizó la cosa y, con mis bucles postizos, salí de niña.

Literatura en el cine
Siempre hubo escritores en el cine. Empecé en la Época de Oro y después, cuando era adolescente, hice películas para la juventud. Cosas importantes: con José Agustín revolucionamos el cine mexicano, porque hicimos cosas fuera de lo común, como Cinco de chocolate y uno fresa, que la ves y es una película actualísima. Sí hubo escritores jóvenes haciendo cosas interesantes en el cine mexicano, pero pocos; tanto así que después se vino un bache terrible y hasta ahora se recupera, con este montón de genios maravillosos que hay actualmente.

Lo que viene
Angélica María y Enrique Guzmán ofrecerán dos recitales el sábado 26 de noviembre en el Centro Cultural Teatro I. Se trata de una fecha importante para la artista, pues vuelve a compartir escenario con quien ha sido su compañero profesional durante más de 50 años. “Él estuvo gravemente enfermo, a punto de morir y verlo recuperado, cantando bien otra vez y haciendo a la gente recordar sus momentos importantes es maravilloso”, comenta.

Mientras se confirma su participación en la segunda temporada de la serie Graves, en Estados Unidos, prepara una gira al lado de su hija, Angélica Vale, con el material de Dinastía, disco que lanzaron este año y que incluye temas como 'La basurita', 'Open up your Heart', 'Adiós, abuelo' y 'Amante de una noche', que ya habían sido éxito en la voz de la cantante.