AFTEROFFICE
buena vida

A subasta, dos Ferraris del exmonarca Juan Carlos

Dos Ferrari que los Emiratos Árabes Unidos regalaron en 2011 al exrey Juan Carlos serán subastados por el gobierno español, con precios base de 350 mil euros cada uno. Los interesados deberán presentar una garantía de 17 mil 500 euros el próximo 6 de noviembre.
AP
20 octubre 2015 11:21 Última actualización 20 octubre 2015 11:31
El gobierno español subastará dos Ferrai del exrey Juan Carlos

El dinero recaudado irá a las arcas del Estado, lo cual no es inusual porque el exmonarca los donó. (AP)

Dos Ferrari regalados al antiguo rey Juan Carlos serán subastados por el gobierno español, con precios base de 350 mil euros (400 mil dólares) cada uno.

Los dos modelos de Ferrari FF de cuatro asientos están en exhibición esta semana. El ministerio de Finanzas dijo que serán subastados el 6 de noviembre. Los oferentes deberán presentar garantías de unos 17 mil 500 euros (20 mil dólares).

Los automóviles prácticamente sin uso, uno negro y el otro gris plateado, fueron regalados al monarca por Emiratos Árabes Unidos en 2011.



El ministerio dijo que el rey donó los automóviles al Patrimonio Nacional en 2012, que los entregó al ministerio.

Juan Carlos cedió el trono a su hijo Felipe el año pasado después de un reinado de cuatro décadas.

El dinero recaudado irá a las arcas del Estado.

Los modelos FF suelen venderse en unos 300 mil euros, pero los compradores deben aguardar varios meses para recibir el auto, dijo el martes Guillermo Barrigón Trufero, director del salón de automóviles de lujo World Touring Car en Madrid.

Agregó que los precios son superiores porque estarán disponibles enseguida y son elementos de colección debido a que pertenecieron a un monarca.

El palacio real dijo que ese tipo de donaciones no era inusual de acuerdo con el código de conducta de la familia real y la menor ostentación en años recientes.

Los últimos años del reinado de Juan Carlos se vieron empañados por varios escándalos, incluso uno en el que provocó la indignación pública por una cacería secreta de elefantes en Bostuana en 2012.

Felipe prometió restablecer la confianza pública en la monarquía.