AFTEROFFICE
DEPORTES

A Neymar le salió barato su castigo: Conmebol

Un funcionario del organismo que controla el futbol sudamericano aseguró que la suspensión de partidos al delantero brasileño no fue severa. 
AP
20 junio 2015 15:52 Última actualización 20 junio 2015 16:3
Neymar durante un entrenamiento con la Selección brasileña. (AP)

Neymar durante un entrenamiento con la Selección brasileña. (AP)

SANTIAGO, CHILE.— Neymar le salió barata su sanción de cuatro partidos suspendidos en la Copa América 2015, tras los incidentes que protagonizó en un partido entre Brasil y Colombia, dijo uno de los integrantes de la comisión disciplinaria de la Conmebol.

Alberto Lozada, miembro de la comisión disciplinaria que realizó el fallo, aseguró que Neymar tenía una suspensión automática de tres fechas por la tarjeta roja que recibió por pegarle un pelotazo a Pablo Armero después que el árbitro Enrique Osses pitó el final del encuentro del miércoles, que Colombia ganó 1-0. Se agregó un cuarto encuentro porque el delantero esperó al oficial hasta en el túnel del estadio, donde lo agarró por los brazos y lo increpó.

"Lo que acrecentó su castigo fue que él lo esperó, el informe del árbitro dice que lo estaba esperando el señor Neymar, número 10 de Brasil, para insultarlo y decirle hijo de p...", relató Lozada. "Además que existe un informe del veedor, que el árbitro le contó que Neymar le había agarrado de los brazos y lo había insultado, 'quieres hacerte famoso conmigo, hijo de tal'''.

La Confederación Brasileña de Futbol anunció que apelará el fallo, para lo que tiene 48 horas. Incluso de ganar el recurso, Lozada indicó que la sanción sólo sería reducida por un partido —lo que permitiría a Neymar jugar una hipotética final si es que Brasil alcanza esa instancia— ya que la roja directa por una agresión "alevosa" conlleva una suspensión automática de tres encuentros.

Molesto por el juego físico y la apretada marca colombiana, Neymar pegó un pelotazo a Armero y se encaró con Jeison Murillo y Carlos Bacca después del silbatazo final. Durante el partido, recibió su segunda amarilla de la fase de grupos por una mano en una jugada atropellada en el área, lo que acarreaba una suspensión inmediata de un partido.

"Es una tarjeta roja directa por una agresión, no es una agresión sencilla, es una agresión alevosa", afirmó. "Esa tarjeta roja directa provoca un mínimo tres partidos de suspensión, lo que hace que sea más grave es el insulto al oficial del partido".

Lozada dijo que en su descarga inicial, la CBF argumentó que Neymar no tuvo intención de pegarle un pelotazo a Armero, sino que quería "descargar su bronca".

"Y que lo que hizo en el túnel fue producto de una emoción que no controló", agregó. "Brasil justificó un poco a Neymar".

El técnico de Brasil, Dunga, criticó la decisión de la Conmebol y dijo que priva al campeonato de "una figura mundial, a quien todos quieren ver en la cancha".

"No queremos nada a favor, ni nada en contra, sólo que sean justos", afirmó Dunga al anunciar la apelación.

Dunga señaló que Neymar estaba frustrado por lo que considera que fueron las repetidas faltas de parte de los jugadores de Colombia en el duelo por la segunda fecha del Grupo C.

"Neymar recibió 20 golpes durante el partido. Después, desequilibrado, tocó la pelota con la mano y se llevó una amarilla. ¿Es justo?", cuestionó el entrenador. "Así como con (Alexis) Sánchez, (Lionel) Messi, (Angel) Di María, estos jugadores tienen que ser protegidos de tantas faltas".

Brasil enfrenta el domingo a Venezuela por la clasificación a los cuartos de final, en un sector en el que los cuatro equipos están empatados con tres puntos.

Dunga no especificó quien reemplazará a Neymar contra Venezuela, aunque el candidato lógico es el atacante de Liverpool Philippe Coutinho. Además, dijo que contempla al veterano Robinho como una alternativa en la delantera.