AFTEROFFICE
reflector

2016 fue el año de los fracasos más estrepitosos de Hollywood

2016 fue el año de los remakes y secuelas, los cuales dejaron pérdidas millonarias en Hollywood, puesto que de 32 cintas estrenadas hasta el 19 de agosto, 17 dejaron una merma mayor a los 900 millones de dólares a sus estudios, incluyendo Disney.
Bloomberg
01 septiembre 2016 17:40 Última actualización 01 septiembre 2016 18:55
ben-hur

'Ben-Hur' fue uno de los fracasos de taquilla de este año. (Tomado de @BenHurMovie)

Los estudios de Hollywood hicieron una fuerte apuesta al verano (boreal) de 2016, pero fueron pocos los ganadores y varios los desastres.

Debido a esas grandes catástrofes de elevado presupuesto, cada una de las cuales tuvo un costo de 100 millones de dólares o más, la temporada alta de la industria cinematográfica es decepcionante a pesar de que las ventas de entradas fueron similares a las de 2015.

1
 

 

Películas (Especial)


Pronósticos de la firma de análisis The Numbers subrayan la decepción de algunos estudios cuyas películas no estuvieron a la altura de sus grandes expectativas, tales como Ben-Hur, de MGM y de Viacom Inc. (propiedad de Paramount Pictures), y The BAG, un mega fiasco de Steven Spielberg y Walt Disney Co.

La concurrencia estival a los cines entre el primer fin de semana de mayo y el Día del Trabajo (primer lunes de septiembre) es vital para Hollywood, ya que es en ese período cuando los estudios estrenan muchas de sus películas más ambiciosas y generan alrededor del 40 por ciento de sus ventas anuales.

Los resultados de este año revelan problemas en la concentración de la industria en remakes y secuelas caras, lo que plantea dudas respecto de una estrategia que instrumentarán durante años.

“En términos generales, fue muy negativo. Hemos hablado del creciente ecosistema negativo que observamos y pienso que eso sin duda se notó este verano”, dijo Doug Creutz, analista de Cowen & Co.


De las 32 películas que los seis grandes estudios estrenaron hasta el 19 de agosto, 17 perdieron un total de 915.6 millones de dólares, según The Numbers, que analiza los costos de las películas y los ingresos de los proyectos cinematográficos hasta su estreno en la televisión comercial. El año pasado, los estudios estrenaron un total de 15 desastres con pérdidas de 546.3 millones de dólares.

Algunos estudios impugnan los cálculos de The Numbers y dicen que no tuvo en cuenta fuentes de ventas que pueden impulsar el desempeño de las películas con el tiempo.

Una persona cercana a Warner Bros., por ejemplo, discute la pérdida de 67.7 millones de dólares estimada para War Dogs. De todos modos, las estimaciones proporcionan una de las mejores formas de comparar películas, dado que las finanzas de los estudios son opacas y las compañías rara vez dan a conocer esas cifras.

Disney demostró que su estrategia de adquirir Marvel, Pixar y Lucasfilm es un éxito a pesar de tener en su haber tres de las 10 mayores perdedoras. El estudio generó las mayores ganancias; 521 millones de dólares debidos en su mayor parte a Finding Dory y Captain America: Civil War, secuelas que se convirtieron en las dos películas más rentables del verano, según The Numbers.