Sobremesa

Los otros datos de Sedena

Después de 20 meses de haber sido constituida y con un mes de operaciones al público, los militares de Tren Maya, SA de CV, entregaron información incompleta y a medias.

Hoy les traigo la primera rendición de cuentas (no se ría) de la empresa Tren Maya, SA de CV, a cargo de los militares, que es parte de la Cuenta Pública 2023, la cual fue entregada el pasado 30 de abril a la Cámara de Diputados.

Vaya por un cafecito y una concha

Después de 20 meses de haber sido constituida y con un mes de operaciones al público, los militares de Tren Maya, SA de CV, entregaron -redoble de tambores- información incompleta y a medias, pero ‘aclararon’ que no fue posible realizar la validación definitiva de los reportes presupuestales ya que éstas fueron gestionadas y autorizadas en el Módulo de Adecuaciones Presupuestales (MAP) de la Sedena.

En otras palabras, no pudieron o no le entendieron o no tienen la capacidad de llevar una contabilidad o, de plano, le juegan al vivo para rendir cuentas. ¡Así como lo está leyendo!

Los militares tienen otros datos

Qué importa que la Cuenta Pública sea un mandato previsto en el artículo 74, fracción VI de la Constitución, a Sedena le basta decir que la información presupuestaria no fue completada en el sistema y paren de preguntar. ¡Media vuelta, ya!

Otro café, pero con doble piquete

Pues de lo poco que explicó el general…

Empiezo con los ingresos, pues resulta que en 2023 Tren Maya obtuvo 6 mdp por venta de boletos y 10 mil 105 mdp de una transferencia de Sedena. O sea, Tren Maya, SA de CV, opera con los recursos de otros. En la IP esto sería como operar una empresa con puros créditos.

Fuerte a pico de botella

Pues ahora les contaré de los gastitos de los militares, pues resulta que la mayoría, 8 mil 10.8 mdp fueron a parar a un fideicomiso, ¡Sí! Leyeron bien, a un fideicomiso.

Según explica Sedena, se trata del “Fideicomiso del Art. 18-A de la Ley Federal de Derechos”, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 13 de noviembre de 2023, creado según para captar la recaudación del derecho relativo al visitante con fines turísticos. ¡Épale! Pero los 8 mil 10.8 mdp no provenían de fines turísticos, sino del presupuesto de Sedena.

Pero eso qué importa. Órdenes son órdenes, ¿no, mi general?

Veamos otras erogaciones de los militares, que no pueden sufragarse con la venta de boletos: vestuario, blancos y prendas de protección, por 6.5 mdp; instalaciones, reparaciones, mantenimiento y conservación, 12.2 mdp; traslados y viáticos, 21.0 mdp; mobiliario y equipo de administración, 306.8 mdp; vehículos, 211.8 mdp, o activos intangibles, 189.7 mdp.

La pura capacitación de maquinistas y controladores para la operación de trenes, servicio de boletaje, servicio de limpieza zonas y paraderos, servicios de asesoría para la operación y servicios de aseguramiento para la operación, por 256 mdp… agárrense: 43 veces el valor de los boletos vendidos en el mismo periodo.

Vaya por otro cafecito con algo fuerte

La adquisición de vehículos desnuda la pobreza franciscana en la que viven los militares ferroviarios.

Para abrir boca, adquirieron 53 trocas RAM 2500 de casi 3 mdp cada una, como para generales.

Seis Suburban de 1.7 mdp cada una y 174 F-150 XL 4x4 de 1.1 mdp por troca; esas deben ser de coroneles a capitanes.

Luego, compraron otros 58 Ford Aveo, suponemos que son para sargentos y cabos.

Pero ahí no para la cosa, además adquirieron 44 autobuses con un valor unitario de 4.35 mdp y seis minibuses Ford de 1.1 mdp cada uno, que casi sin equivocarnos deben ser para mover a la tropa.

Y no me vengan con que esos autobuses son para trasladar viajeros, porque la SICT anunció que ellos adquirieron una flotilla de autobuses BYD para ese fin.

Además, Tren Maya, SA de CV compró por cantidades inverosímiles:

597 escritorios secretariales con un costo de 14.5 mdp, o sea 17 secretarias por estación. ¿Usted las ha visto?

665 sillas secretariales (habrá más de dos secretarias en algunos escritorios, ¿o qué?) por 6.5 mdp.

168 sofás por 10.7 mdp. ¿Y cómo para qué los sofás?

460 mesas por 17.8 mdp, 73 refrigeradores por 3.3 mdp y 76 hornos de microondas por 1.2 mdp, entre otros.

Alguien debería exigir una aclaración de para qué todo este mobiliario, ¿no? Y si usted pensó en la ASF, olvídelo, ellos van a ver algo que llaman Desarrollo y Entrega del Proyecto Tren Maya. De los gastos, nada.

Siéntese bien

Pues en 2023 reportaron ingresos por venta de boletos por 6 mdp y todos los gastos de funcionamiento que les he platicado costaron mil 428.3 mdp. ¡Quihúboles! En los otros números de Sedena algo no cuadra.

El agua de los indígenas del Valle de Apan Hidalgo tiene nuevos dueños: los chinos

Así como lo leen, con decirles que en la mañanera del lunes 20 de mayo, cuestionaron al Presidente sobre la instalación de Time Ceramics, una planta de pisos y cerámicas china, que se construye en terrenos agrícolas y explota dos pozos de agua del acuífero protegido por un decreto federal.

Y no me lo va a creer, pero AMLO no tenía idea, pero se comprometió a revisar el tema de una eventual consulta indígena que, como lo ha mencionado la ministra carnala, Lenia Batres, sirve para respetar los derechos de las comunidades a elegir cómo quieren vivir y crecer.

¿Defenderá AMLO a los indígenas de Hidalgo de la invasión china?

COLUMNAS ANTERIORES

Time Ceramics y Grupo Modelo, dueños del agua de Hidalgo
Una cosa es doblegarse y otra quebrarse: Billy Álvarez

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.