Parteaguas

Una acción de Tesla vale 2 mil 700 pesos

Las acciones de Tesla cayeron mucho desde el 11 de mayo de 2021, cuando valían 407 dólares, o bien unos 8 mil 100 pesos al tipo de cambio de esos días.

Si tienen 881 mil 900 pesos, pueden comprar una versión austera del Model 3, el más ‘modesto’ vehículo que vende Tesla. Para quienes no tienen esa cantidad de dinero, hay otra opción: comprar una acción de Tesla por el equivalente a 2 mil 700 pesos o 157 dólares, su precio de ayer.

“Es una ocasión singular la de que el dólar esté devaluado”, dice una vieja canción de Mecano, moneda que con todo y el reciente repunte, todavía está en 17 pesos.

Sumen a eso que las acciones de la empresa más relevante del magnate más conocido, también cayeron mucho desde el 11 de mayo de 2021, cuando valían 407 dólares o bien, unos 8 mil 100 pesos al tipo de cambio de esos días.

¿Podrían subir en el futuro? Nadie lo sabe con certeza, aunque hay señales interesantes.

Apenas un tercio de analistas financieros recomienda comprar esas acciones, pero el 50 por ciento de ellos sugiere a quien tiene esos papeles, mantenerlos. Elon Musk todavía tiene casi el 13 por ciento de la propiedad de la compañía. Los dos principales administradores de riqueza del mundo, Vanguard y BlackRock, en conjunto, mantienen una cantidad similar.

Ojo, que en su Afore, sin saberlo, ustedes podrían tener parte de esas acciones, pues esas instituciones mexicanas suelen recargarse en el par de monstruos mencionados para invertir.

La gente suele comprar acciones en espera de que el precio de éstas suba en el futuro y luego obtener ganancias al venderlas en la bolsa.

Ha pasado recientemente. Las mismas acciones de Tesla habían bajado a 113 dólares en junio del año pasado. Las empresas tecnológicas suelen tener ‘despertares’ acelerados.

Ahí está el caso de Meta, la dueña de Facebook, que cayó de casi 400 dólares que valían en 2021, a menos de 100 dólares en menos de un año. Los papeles de esta empresa ocupada en atrapar la atención del público sin reparar mucho en la ética de lo que ofrece, ayer valían casi 500 dólares.

¿Subirán las de Tesla luego de que lejos de aumentar empleos, recortarán el personal 10 por ciento? Nadie lo sabe con certeza y es posible que no.

Pero lean el mensaje de Elon Musk en el email que envió a empleados en esta fase de despido de 14 mil personas:

“A lo largo de los años, hemos crecido rápidamente con muchas fábricas escalando en todo el mundo. Con este rápido crecimiento ha habido duplicación de roles y funciones laborales en ciertas áreas. Mientras preparamos a la empresa para nuestra siguiente fase de crecimiento, es extremadamente importante analizar todos los aspectos de ésta para reducir costos y aumentar la productividad”, comunicó Musk a ese grupo este mes, de acuerdo con lo revelado por Electrek, blog informativo especializado en tecnología. Así continúa:

“Como parte de este esfuerzo, realizamos una revisión exhaustiva de la organización y tomamos la difícil decisión de reducir nuestra plantilla en más de un 10 por ciento a nivel mundial. No hay nada que odie más, pero hay que hacerlo. Esto nos permitirá ser eficientes, innovadores y ambiciosos para el próximo ciclo de la fase de crecimiento.

Me gustaría agradecer a todos los que dejan Tesla por su arduo trabajo en estos años. Estoy profundamente agradecido por sus numerosas contribuciones a nuestra misión y les deseamos lo mejor en sus oportunidades futuras. Es muy difícil decir adiós.

A los que se quedan, me gustaría darles las gracias de antemano por la ardua tarea que queda por delante. Estamos desarrollando algunas de las tecnologías más revolucionarias en automoción, energía e inteligencia artificial.

Mientras preparamos a la empresa para la siguiente fase de crecimiento, su determinación marcará una gran diferencia para llevarnos allí”.

¿Qué significa desarrollar tecnología revolucionaria en Tesla? Habrá que verlo. Por lo pronto, el mismo blog Electrek divulgó ayer que Tesla prepara una “gran actualización” de software.

Creo que hay un elemento que está fuera de vista aún: la inmensa acumulación de imágenes y datos obtenidos por cada automóvil Tesla, lo que sumado al conocimiento que tiene la red social X, propiedad de Elon Musk, puede derivar en conjunto en una superaplicación que haga casi todo en internet. Creo que este magnate dará un golpe sobre la mesa.

COLUMNAS ANTERIORES

¿México está secando a McAllen?
La 4T prepara un proyecto espacial

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.