Anderson Report

La conquista inversa de México

México es el país de AL con mayor presencia inversora en España, con 245 empresas que representan 44% de las sociedades de capital mayoritariamente latinoamericano en ese destino.

Hay un creciente éxodo de mexicanos de alto nivel socioeconómico hacia España. Y juntos, en el mismo impulso, están las inversiones mexicanas llegando a la Madre Patria.

En los círculos financieros ya definen a Madrid como la nueva Miami o al céntrico y lujoso barrio madrileño de Salamanca como ‘Little Polanco’. El flujo de capital mexicano es abrumador, hasta el punto de concentrar 58 por ciento del total de la inversión procedente de América Latina. Y la cifra va en aumento.

México ya es el país latinoamericano con mayor presencia inversora en España, con 245 empresas que representan el 44 por ciento de las sociedades de capital mayoritariamente latinoamericano en ese destino, según el informe de 2023 del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI). Solo el año pasado hubo 1.645 millones de euros de inversión mexicana (138 por ciento más que en 2022).

Hoy México es ya el quinto mayor inversor en España.

Uno de los sectores más boyantes es el inmobiliario. “El tsunami inversor va a seguir creciendo y se va a acelerar, más allá de la compra de pisos en el barrio de Salamanca de Madrid, de los barrios más caros de la capital con el que se identifica el inversor latinoamericano”, reza el reporte.

Pero no solamente Carlos Slim, María Asunción Aramburuzabala, Carlos Fernández, Bimbo o Cemex brillan en los círculos financieros de Madrid.

Uno de los nuevos jugadores en cruzar el mar es la desarrolladora Be Grand, que acaba de anunciar un proyecto de departamentos de lujo en la emblemática Torre Telefónica, vecina del Museo del Prado. El edificio Be Grand madrileño tendrá 57 viviendas tipo estudio (de uno o dos dormitorios) y tendrá, como sus hermanos mexicanos, una urbanización interior, área comercial, alberca, depósitos y estacionamiento subterráneo.

La firma que dirige Nicolás Carrancedo tocó tierra española a mediados de 2022, con un capital de 100 millones de euros para construcción y más que buscar clientes españoles, fue llevado por clientes mexicanos que querían diversificar inversiones. En este caso, también la mayoría de las unidades fueron vendidas en nuestro país.

El socio de Be Grand en España es Admara Capital, una gestora de fondos de inversión inmobiliaria enfocada a desarrollos residenciales.

La migración mexicana VIP a la Madre Patria también quedó al descubierto cuando hace pocas semanas el presidente, Pedro Sánchez, anunció el fin de las golden visa, que les permitían obtener la nacionalidad española a los extranjeros que compraran una vivienda de más de 500 mil euros o que invirtieran desde un millón de euros en acciones en empresas españolas. Justamente una de las razones fueron las distorsiones de precios que han generado estos inmigrantes en el mercado inmobiliario. México, China y Venezuela ocupan el top 10 de los países con más visas doradas españolas.

Hasta ahora han sido 114 empresarios y políticos mexicanos (como Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto) quienes obtuvieron su nacionalidad española gracias a la visa dorada.

Porque hasta en los éxodos y migraciones hay niveles.

COLUMNAS ANTERIORES

Mexicanos: con más calor y más desconfianza
City Express: la marca de los 100 millones de dólares

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.