Economía

Banxico podría intervenir en el mercado ante alta volatilidad

Victoria Rodríguez, gobernadora de la institución, destacó que el banco central cuenta con un blindaje cercano a los 250 mil millones de dólares para contener episodios de volatilidad que puedan poner en riesgo su tarea de abatir la inflación.

El Banco de México (Banxico) vigilará de cerca la evolución de los mercados y está dispuesto a intervenir en el eventual caso de que se registre una volatilidad extrema, con el objetivo de restablecer el orden, advirtió Victoria Rodríguez, gobernadora de la institución.

El banco central cuenta con un blindaje cercano a los 250 mil millones de dólares para contener episodios de volatilidad que puedan poner en riesgo su tarea de abatir la inflación.

La economista destacó que la institución dispone de un máximo histórico de reservas internacionales por 219 mil millones de dólares, que cumplen con el nivel de suficiencia.

Asimismo, dijo que actualmente tienen un programa de coberturas cambiarias liquidables en moneda nacional por un monto de hasta 30 mil millones de dólares que utilizaría la Comisión de Cambios, en caso de ser necesario.

“Además, tenemos otros mecanismos de intervención que podrían considerarse, dependiendo de las condiciones de mercado”, recalcó en conferencia de prensa para presentar el Reporte de Estabilidad Financiera de junio 2024.

Detalló que Banxico podría tomar medidas por medio de operaciones por cuenta propia o en coordinación con la Comisión de Cambios. “En los últimos días los mercados financieros del país han tenido una mayor volatilidad asociada mayoritariamente a factores idiosincráticos, que han generado movimientos relevantes en los activos locales, en un contexto en que las perspectivas de recortes por parte de la Reserva Federal se han ido posponiendo”, subrayó.


Reiteró que los fundamentos económicos sólidos de México que prevalecían previo al episodio de depreciación del tipo de cambio, siguen vigentes.

Impacto en inflación

Rodríguez Ceja insistió que debido a la incertidumbre que se ha generado en los mercados domésticos y que ha afectado la cotización del peso frente a otras divisas, deben evaluar con cuidado las implicaciones para el panorama inflacionario.

“Nuestras decisiones incorporan toda la información disponible al momento de cada una de nuestras reuniones de política monetaria y todavía falta tiempo para nuestra próxima reunión del 27 de junio, por lo que de aquí a esa fecha estaremos monitoreando el desenvolvimiento de las determinantes de la inflación, incluido el desempeño de los mercados financieros, para tomar nuestra decisión en línea con nuestro mandato prioritario”, dijo.

El régimen de flexibilidad cambiaria es uno de los pilares del marco macro del país, pero no se tiene un objetivo para el nivel del tipo de cambio. “Actuaremos de manera oportuna para que la reducción de la inflación no se vea comprometida”, reiteró la gobernadora.

Por su parte, el subgobernador, Jonathan Heath, destacó la importancia del régimen de tipo de cambio flexible. “Quiero destacar la importancia del régimen de tipo de cambio flexible. Siempre queremos dejar que el tipo de cambio se vaya hasta donde tenga que ir, preocupándonos un poco por la volatilidad, más que por la dirección”.

Indicó que el traspaso de la depreciación del peso hacia la inflación se ha reducido bastante en los últimos 20 años y actualmente es muy bajo, por lo que no debería preocupar.

El subgobernador, Omar Mejía, expresó que volatilidad no es sinónimo de fragilidad, al explicar que si bien se ha visto una depreciación importante en el peso durante los últimos días, es muy relevante considerar el papel que juega la paridad como una variable de ajuste, que ayuda a absorber los choques y a que la economía se ajuste de manera ordenada.

También lee: