Yukón, la tierra de las auroras boreales
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Yukón, la tierra de las auroras boreales

COMPARTIR

···
menu-trigger

Yukón, la tierra de las auroras boreales

bulletLas auroras boreales son un fenómeno de luminiscencia que se presenta en el cielo nocturno en las zonas polares, uno de los mayores espectáculos de la naturaleza.

Por Janeth Ochoa
24/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Yukón es una región que mezcla las culturas originarias de Canadá, la historia de la fiebre del oro (por lo que parece que estás en el viejo oeste) y una belleza natural que hace de este lugar un sitio fascinante que sorprende a todos los viajeros, que llegan en su mayoría hasta este destino para cazar las luces de colores del cielo entre los meses de octubre a marzo.

Las auroras boreales son un fenómeno de luminiscencia que se presenta en el cielo nocturno en las zonas polares, uno de los mayores espectáculos de la naturaleza que se produce cuando las partículas cargadas procedentes del sol son guiadas por el campo magnético de la tierra y se dirigen hacia los polos y forman con sus moléculas una serie de luces de colores que ondulan en el cielo invernal.

Estas luces se pueden ver en casi todos lados, quizá la primera con la que te topes la verás desde el avión o desde la habitación de tu hotel, porque durante la temporada, incluso, se pueden ver ligeramente en la ciudad, aunque siempre lo mejor será que al llegar empieces a preguntar por los tours que se ofrecen para tener esta experiencia.

El invierno es la temporada más larga en Yukón, abarca básicamente 5 meses del año y aunque las temperaturas aquí pueden caer hasta los -40 grados, la belleza del lugar te hará entender que no hay mejor sitio para pasar el invierno.

Los días largos y oscuros son el ingrediente perfectos para ir a la búsqueda de las auroras boreales. Adéntrate en el bosque y mira en el cielo los tonos verdes, púrpuras y rosas que forman un maravilloso espectáculo de luces casi como si fuera una batalla galáctica.

La ventana mágica para ver estas luces del norte es entre las 10 y las 3 de la mañana por lo que lo mejor será que consigas un guía que te lleve hasta el mejor lugar para observarlas.

Los recorridos en Yukón muchas veces incluyen cabañas, tipis, fogatas o excursiones con trineos tirados por perros, además de que la gran mayoría de los operadores te prestarán algo de ropa abrigadora para soportar las bajas temperaturas.

Si no quieres ir muy lejos en Dawson City puedes observar las auroras boreales desde el domo de Medianoche, un sitio en donde la gente se reúne para mirar el sol de medianoche en verano o las auroras boreales en invierno, el lugar ofrece vistas al río Yukón y al valle de Klondike, famoso por ser el lugar en donde la gente llegaba a buscar oro. Lánzate a vivir esta aventura y pon de inmediato este viaje en tu lista de deseos.