San Miguel de Allende, al reencuentro de este destino
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

San Miguel de Allende, al reencuentro de este destino

COMPARTIR

···
menu-trigger

San Miguel de Allende, al reencuentro de este destino

bulletSin bodas masivas ni bares animados, esta ciudad sigue siendo una de las más atractivas de México

EISA MULTIMEDIOS | Janeth Ochoa
31/07/2020
San Miguel de Allende
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Dicen que uno siempre vuelve al lugar en donde fue feliz y sin duda San Miguel de Allende es uno de esos espacios a los que uno puede regresar más de una vez para descubrir siempre una casa, una puerta o algún rincón diferente repartido en sus calles adoquinadas.

Fue en la primera quincena de julio que esta Ciudad Patrimonio reabrió sus puertas a los viajeros, después de 120 días de permanecer cerrada debido a la cuarentena por Covid-19, ahora su camino es reinventarse y empezar la búsqueda de nuevos viajeros.

"A unos cuantos días de su reapertura la ciudad luce con poca afluencia de turistas pero poco a poco va retomando su vida", cuenta David Pérez, miembro del Consejo de Turismo de este destino.

El recorrido por la ciudad inicia en en la Parroquia de San Miguel de Arcángel, el emblema de la ciudad construida en el siglo XVII en cantera rosa y que es el epicentro desde donde se cuenta la historia de San Miguel , fundada en 1542. Al lado de esta casa se encuentran otros edificios de la colonia como es la casa del libertador Ignacio Allende, que ahora es un museo. Muy cerca se puede encontrar el Museo Casa del Mayorazgo de la Canal, un centro de cultura en donde se expone con frecuencia arte moderno.

Caminamos desde este punto para encontrarnos uno de los secretos artísticos mejor guardados de San Miguel, el Centro Cultural Ignacio Ramírez El Nigromante, Convento remodelado del siglo XVIII con exposiciones de arte y clases, en donde se encuentra un mural inconcluso realizado por David Alfaro Siqueiros en los años 40, mientras impartía un curso a veteranos de guerra de EU y Canadá.

Luego de andar por las adoquinadas calles de San Miguel es necesario hacer una parada para comer, el centro de esta ciudad está llena de pequeños restaurantes en los que se puede comer comida tradicional mexicana, pero para los que buscan sabores gourmet, también existen diversos restaurantes encabezados por chefs reconocidos.

Es así como conocimos ÁPERI, el corazón gastronómico del hotel dos casas, en donde se puede probar cocina de autor, preparada para disfrutar con los cinco sentidos. En su menú se pueden encontrar pastas, pescados o ambos como sus famosos ravioles de cangrejo.

Una vez comidos tomamos un café en Panio, ubicada en el inmueble del Hotel Boutique doce 18, aquí puedes pedir alguno de sus panes casi recién horneados y un capuchino para acompañarlo, mientras descansas en alguna de sus sillas. Este espacio recuerda otro de los grandes atractivos de San Miguel y es que todo el piso inferior de este lugar está dedicado a pequeños locales con marcas de diseñadores mexicanos en donde se venden sombreros, zapatos, joyería y vestidos con modelos únicos.

La noche la cerramos en Casa Dragones en donde pudimos disfrutar de una cata privada de su tequila, el cual es reconocido como uno de extra lujo y considerado uno de los mejores de México. La casa en donde se hacen estas degustaciones antiguamente fueron las caballerizas y cuartel general de los Dragones, soldados de la época colonial. La casa del siglo XVII que ha sido transformada en una elegante residencia privada, destaca por la abundancia de naturaleza y belleza de sus antiguas paredes de piedra.

El turismo de boda dejará de ser su principal mercado.
El turismo de boda dejará de ser su principal mercado. Fuente: Pixabay

Al caer la noche, David nos advirtió que al día siguiente debíamos de madrugar porque nos llevaría a realizar una de las actividades más románticas de la ciudad: un vuelo en globo.

Una camioneta pasó por nosotros a la puerta del hotel aproximadamente a las 6:30 de la mañana, lo único que debes de llevar es una buena chamarra para soportar el frío del amanecer y tu celular o cámara de fotos para disfrutar del vuelo.

La aventura inicia en un campo de fútbol fuera de la ciudad donde observas toda la preparación de tu vuelo, y después de unas cuantas instrucciones de seguridad abordas la canastilla, para iniciar el paseo que dura un par de horas, el viaje te lleva por los campos circundantes de la ciudad y te ofrece las mejores vistas del destino mientras observas el amanecer, no hay mejor manera de guardar la sana distancia que con las vistas desde el cielo. Los vuelos se realizan a diario con previa reservación con la compañía Globo San Miguel y se pueden realizar en pareja o con un grupo pequeño.

David nos cuenta que esta es sólo una de las aventuras que se pueden disfrutar en San Miguel, otra de las más solicitadas es un recorrido a caballo por los alrededores de la ciudad que ofrece Coyote Canyon Adventures, el cual te lleva a subir las montañas cercanas a la ciudad para luego bajar y terminar con una buena platica en una de las tradicionales cantinas de San Miguel de Allende.

La vida empieza a tomar forma, la reactivación de hoteles en el municipio inició el 15 de julio, y ya se han retomado en un 40% la gran mayoría de las actividades de la ciudad, por lo que es visible el aumento de visitantes en las calles principales.