Rincones gastronómicos en Puerto Vallarta
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Rincones gastronómicos en Puerto Vallarta

COMPARTIR

···

Rincones gastronómicos en Puerto Vallarta

El lado gastronómico con una visión local y deliciosa, hay para todos los paladares.

EISA MULTIMEDIOS | Margarita Solís
13/09/2019
Un negocio familiar con más de 20 años de experiencia combinada en la industria del Chocolate, Café y Tabaco.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Descubrir los rincones que los locales visitan para almorzar, comer y refrescarse es toda una experiencia que vale la pena vivir.

Para realizar el Vallarta Food Tour es recomendable tomar un desayuno muy ligero, ya que en un recorrido de tres horas se pueden visitar de seis a ochos lugares donde se podrán degustar tacos, tostadas y bebidas tradicionales. La cita es a las 11:00 horas en el Parque Lázaro Cárdenas o de los Azulejos, en la Zona Romántica del viejo Puerto Vallarta.

Todo inicia en Tacos Robles, un tradicional puesto de birria atendido por su dueña: doña Felipa acompañada de hijos y nietos. Una fotografía de ella y su esposo hace pensar que los dos fundaron el negocio, y así fue hace 33 años.

Desde 1986 sirven caldo y tacos de birria de res y de chivo, con y sin cebolla, y para ponerle más sabor se pueden acompañar de pepinos, rábanos y salas, roja y verde.

La calidad de la carne la garantiza Doña Felipa, ya que proviene de su propio rancho donde tienen al ganado y una carnicería.

El tour continúa seis calles más adelante, entre Insurgentes y Basilio Badillo, con las aguas frescas “La original”, opción que cae muy bien para refrescarse un poco.

Es un pequeño puesto donde la especialidad es la tradicional agua de cebada, el resto son de frutas de temporada. Ahora se puede disfrutar de piña con albahaca, maracuyá, guanabana y limón con chía y hierbabuena. Es un negocio familiar que inició hace 30 años, y la atención de sus propietarios, Claudia y Alonso, es cordial.

A dos calles de ahí, se hace la tercera parada, es en Carnitas Lalo. Es un tradicional puesto de metal, donde el taco más solicitado es el de maciza con cuerito bañado en salsa mexicana. La atención del taquero es rápida y el taco lo prepara al gusto del cliente.

La cuarta degustación del tour es en El Güero, es un restaurante con decoración mexicana y un confortable y refrescante ambiente.

Es un restaurante de mariscos que desde 1989 deleita a sus clientes con sus tostadas de ceviche y demás platillos. La bebida es al gusto, una cerveza bien fría o un agua de jamaica con hielos.

En este recorrido no podía faltar la bebida especial del Pacífico, el agua de coco. Este local inició en 1969. Hoy es atendido por César, de la tercera generación de la familia; todo inició con su abuelo que recibió cocos en lugar de la paga correspondiente por alimento de caballo, que era el producto que comercializaba.

A sus clientes ya los conoce y sabe quién lleva desde el coco completo, el agua o los trozos de la fruta bañados en chile piquín.

Continuando la caminata, ya muy cerca del Río Cuale, es inevitable no percibir el olor a tortilla recién hecha. Es la tortillería La Gloria, la más grande de Puerto Vallarta y la que surte a hoteles y restaurantes.

A una calle de ahí hay un puente colgante, necesario cruzarlo para llegar a la Isla Cuale, donde se encuentra un amplio mercado de artesanías locales y de la región, y para llegar a la zona del Centro Histórico.

El café, es otra bebida representativa de la región del Pacífico, por lo que hay que visitar Vallarta Factory, una cafetería con su propia marca de granos.

Al mismo tiempo que ese restaurante inició su negocio de café, también lo hizo con los puros, los cuales se pueden adquirir ahí mismo. Una chocolatería lo complementa, tienen desde el natural, oscuro, de leche y blanco.

Y aunque parezca que ya fue suficiente comida, hay un lugar que está en este tour y es imperdible: Gaby’s Restaurant Bar.

Se encuentra justo a una calle de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, entre Hidalgo y Mina, justo en la esquina y es comida tradicional mexicana a un costo muy económico y con una sazón casera única. Por las noches, desde su terraza, se puede cenar y disfrutar de una película, la cual se proyecta en la pared de enfrente, literal. Es la mejor pantalla de la ciudad.

Esta opción de tour es para toda la familia y también se convierte en una opción para conocer las calles que encierran la historia y tradición de Puerto Vallarta.