Viajes

Lake Tahoe: un destino naturalmente completo

Si alguna vez tuviste la visión de estar en dos lugares a la vez, ¿qué te parecería ir de California a Nevada en un mismo día?

Lake Tahoe, el lugar idóneo para lograr este cometido, es un lago de agua dulce que se extiende dentro de la cordillera Sierra Nevada y donde una frontera combina la belleza de las playas californianas con las imponentes montañas de Nevada.

Esencia Europea

Entre las opciones más recomendables de hospedaje en la zona se encuentra Squaw Valley Ski Resort que ofrece desde acogedoras cabañas, hasta finas suites con hermosas vistas. Esta propiedad forma parte del complejo "The Village" que hace justicia a su nombre recreando un ambiente de aldea suiza o alemana.

Para aquellos amantes de los chalets, la zona ofrece opciones como Granlibakken Tahoe, cuyo fundador de origen noruego construyó un legado alpino deleitando a visitantes de todo el mundo con un delicioso buffet, ocho modalidades de habitaciones, spa, sauna y actividades recreativas.

Respirando aire puro

En definitiva, no existe mejor escape de la rutina que el contacto con la naturaleza, y la empresa Move Mountains se especializa en hacer de ello algo inolvidable. Ya sean grupos o viajeros independientes, brindan una experiencia de senderismo única (nivel moderado), entre el aroma inconfundible de distintas variedades de pinos. Una vez alcanzada la cima, las vistas del lago son inigualables, y como recompensa además del oxígeno más puro, realizan una dinámica de reflexión ayudados por la inspiración del paisaje.

Para los que gustan de actividades al aire libre, Lake Tahoe representa uno de los destinos más completos, ya sea descubriendo sus caminos en una bicicleta, navegando por el lago a bordo de un velero o sacudiendo la nieve en esquís durante el invierno. Además, existen opciones como el Aerial Tram Ride, un teleférico a la cima de la montaña en Squaw Valley, donde se encuentra el museo con su historia como sede de los Juegos Olímpicos de invierno de 1960. Otro lugar para visitar es la galería Keoki, hogar de las obras del homónimo artista hawaiano cuya técnica fotográfica, pero sobretodo, pasión y calidez por su trabajo, lo vuelven imperdible.

Con más de 300 días de sol al año, los locales se enorgullecen de ofrecer la garantía de un viaje ideal en cualquier época. "Durante el invierno las propiedades a orilla del lago tienen menor ocupación, y villas como Northstar o Squaw Valley tienen mayor disponibilidad en el verano, lo que da oportunidad a los visitantes de explorar a su propio ritmo. En el invierno, es recomendable rentar un vehículo con tracción total para evitar contratiempos, aun cuando los servicios locales hacen un excelente trabajo quitando la nieve y el sol la derrite rápidamente despejando los caminos" señala Bart Peterson, representante de la oficina de turismo de Lake Tahoe Norte.

Los amantes de la gastronomía estarán complacidos al descubrir las opciones culinarias locales comenzando con una degustación de vinos internacionales en Uncorked para luego probar una de las exquisitas pizzas hechas al calor de la leña en Fireside Pizza.

Como complemento se puede reservar un walking tour del poblado pintoresco de Tahoe City, o para divertirse al estilo Nevada, Reno cuenta con una escena de casinos de primer nivel a sólo unos cuantos kilómetros de distancia.

Para acceder a esta bella área se puede volar hacia el Aeropuerto de Reno-Tahoe o bien, conduciendo por la carretera interestatal 80 hasta Truckee, California donde se pueden tomar las rutas 89 o 267 hasta Lake Tahoe. Un territorio que conjuga entretenimiento, actividades al aire libre, relajación, y hermosas vistas en cada parpadeo.