Antes de que llegue la primavera, disfruta de estos destinos nevados
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Antes de que llegue la primavera, disfruta de estos destinos nevados

COMPARTIR

···

Antes de que llegue la primavera, disfruta de estos destinos nevados

Aprovecha las últimas semanas de nieve, tanto en América del Norte como en Europa.

Lizbeth Hernández
14/02/2019
Para esta temporada invernal, aún puedes viajar a estos destinos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La nieve no termina por irse, aún quedan un par de meses para deslizarse cuesta abajo por pendientes de diversos tamaños. Lo mejor es que después de la temporada decembrina los precios son más accesibles, pero el panorama y las atracciones invernales permanecen.

Para elegir un destino de este tipo es necesario llevar la ropa adecuada, dejar de lado sus miedos y aceptar la guía de los expertos. A partir de los 5 años los niños pueden comenzar con sus clases de esquí. Aunque lo ideal es no tener que usarlo, no olvide adquirir un seguro médico para prevenir gastos inesperados.

Entre clases, teleféricos, caminatas en la nieve, paseos en trineo y piscinas climatizadas, 7 días se van como agua, tiempo mínimo recomendado para asistir a los destinos nevados. Es ideal hacer un presupuesto de viaje que incluya los gastos de renta de equipo y clases de esquí que no estén contemplados.

La elección en Europa se centra entre los alpes franceses, suizos e italianos. Todo depende del tipo de resort o de montaña que desee. La novedad es Les Arcs Panorama, en Francia, apenas inaugurado en diciembre de 2018. Ofrece una vista panorámica del Valle Tarentaise, que con su manto blanco cubre un nutrido conjunto montañoso, entre el que sobresale el Mont Blanc. Se ubica a dos horas y media en avión desde Lyon o Ginebra, y también se puede llegar en tren a Bourg-Saint Maurice, capital de Terantaise. Es un destino ideal para ir con la familia porque el hotel ofrece paquetes todo incluido, así que las clases de esquí y la renta del equipo no generan costo extra. “Todos tienen qué hacer dependiendo de su edad, los maestros de esquí están certificados y se comunican con los visitantes en su idioma natal, les muestran cómo ponerse el equipo y los guían para que se animen”, afirma Sandra Hernández, directora en México de Club Med, empresa a la que pertenece el resort y que ofrece paquetes todo incluido.

El lugar está rodeado de una de las zonas para esquiadores más grande del mundo, la Paradiski, en donde se practica esquí de fondo y alpino. Aunque hay pendientes muy pronunciadas para profesionales, también hay lugares para los principiantes. Puertas adentro hay variedad de cocinas, servicios de spa para relajarse y albercas climatizadas al interior y al exterior. El plus es que todas las habitaciones tienen vista a las montañas.

Desde el aeropuerto de Vancouver hay salidas constantes a Whistler que por su oferta es el paraíso de los deportes invernales en América, la acción se desarrolla al pie de las montañas Whistler y Blackcomb, en donde se practica snowboard y patinaje en hielo, además de contar con sobrevuelo en helicóptero para llegar a picos ideales, traslados en teleférico y caminatas en raquetas.

“Hay tanto que hacer de 4 a 7 días están bien para un viaje. Tenemos más de 3 mil hectáreas de terreno para esquiar, el área más extensa de Norteamérica; una vez que sienten el aire de la montaña no se van a querer ir”, explica Tania Sear, de la oficina de turismo estatal. Alojó competencias olímpicas de los Juegos Invernales de Vancouver 2010, por lo que ofrece la infraestructura ideal para disfrutar de aventuras en la nieve y variedad de opciones de hospedaje y alimentación, todo es cuestión de presupuesto.

El Four Seasons Resort and Residences Whistler ofrece experiencias únicas como la cena que sirven en una cueva de hielo o las clases guiadas por atletas olímpicos. “En el pueblo hay variedad de tiendas, galerías de arte, cafeterías, bares y restaurantes que sirven desde un buen salmón hasta helados preparados en el mesa”, agrega Sear. Otra sugerencia es la degustación de las variadas cervezas artesanales de la región que se pueden probar en bares como Ámsterdam y Bear Bar.