Transporte y Movilidad

Tecnología mejorará movilidad urbana después de la pandemia

El uso de estas soluciones ayudará a mejorar la movilidad en un 30% en las grandes ciudades, según experto.

La tecnología aplicada al transporte jugará un papel clave para hacer más eficiente la movilidad en las ciudades después de la pandemia, ya que podría mejorarla hasta en 30%, aseguró Juan Zamakona, presidente y director general para Kapsch TrafficCom México y vicepresidente para Centro América y el Caribe.

Actualmente hay soluciones que ayudan a la gestión de accesos y la implantación de sistemas no tarifarios (para limitar el acceso a zonas concretas) y tarifarios (para controlar la demanda de las zonas urbanas congestionadas), además de tecnologías electrónicas de cobro de peajes y de libre circulación, o la gestión inteligente del tráfico, con sistemas de semáforos capaces de adaptarse al tráfico en tiempo real y reducir los niveles de congestión.

Juan Zamakona, agregó que el impacto negativo de la congestión vial frente a la economía se manifiesta principalmente en los costos en los que se incurre por los largos tiempos de traslado, los cuales cuestan 94 mil millones de pesos al año en las 32 ciudades más importantes del país. Lo que equivale a tres veces la inversión proyectada para la Ciudad de México en transporte público de 2018 a 2024, de acuerdo con el IMCO.

Aunque es un hecho que los confinamientos han reducido la congestión, a medida que se han ido levantando las restricciones, el tráfico en las ciudades ha vuelto a recuperar los niveles previos a la pandemia. Por ello, México requiere de herramientas adecuadas a la gestión de la movilidad para tener un desarrollo tecnológico y operacional.

Aunque se han tomado decisiones de mejora importantes, aún queda mucho camino por recorrer. El éxito solo vendrá derivado de quien apueste por un enfoque integrador, que implique el compromiso de la comunidad y donde las iniciativas tecnológicas y regulatorias sean lideradas por los gobiernos, con las empresas como socios y la tecnología como elemento facilitador, finalizó.