Transporte y Movilidad

Crecen las flotas, crecen los retos

El número de unidades en el movimiento de mercancías y de personas continua su marcha, pero tendrá que ajustarse a los vaivenes de la economía y la pandemia.

Con todo y pandemia el transporte no se detuvo, por el contrario, al ser considerado una actividad esencial para la economía del país esta industria incrementó su parque vehicular.

Durante el 2020, el autotransporte de carga aumentó un 4.1 por ciento su número de unidades en servicio, al incorporar 44,569 vehículos más. Terminando el año con un millón 143,940 vehículos circulando por todo nuestro territorio, así lo indican las cifras oficiales de la Dirección General del Autotransporte Federal.

Este crecimiento se atribuye a la demanda de mercancías y actividades especiales en que el autotransporte participó, y lo sigue haciendo, ante la pandemia ocasionada por Covid-19.

Además, representa el 3 por ciento del Producto Interno Bruto del país, moviliza el 71.8 por ciento del intercambio de mercancías entre México y Estados Unidos, mismo que alcanzó, tan solo en noviembre de 2020, un valor calculado en 35.3 mil millones de dólares, estima el Buró de Estadísticas de Transporte de Estados Unidos.

Para este año 2021, Enrique Muñoz presidente de Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), asegura que el autotransporte deberá plantearse mejores estrategias considerando que la cadena de distribución ya no se enfocará solo en abastecer a los grandes centros de consumo, como se venía haciendo, si no que se enfocará a la redistribución de mercancías dentro de las ciudades, ante el crecimiento del e-commerce.

Autotransporte de pasaje y turismo viven otra situación

Estos segmentos del autotransporte no tuvieron un crecimiento relevante en su parque vehicular ni operaciones. En el caso del transporte de pasajeros, esto ocurrió debido a que la movilidad urbana y entre ciudades se detuvo varios meses durante la pandemia para evitar la propagación del virus. Y aunque ya se ha reactivado parcialmente, el sector se encuentra afectado en el número de unidades en servicio.

La flota de unidades de pasajeros disminuyó 4 por ciento en 2020, al pasar de 69,871 unidades a 69,624 vehículos.

En el caso de la transportación turística, la DGAF registró que creció 3.1 por ciento su número de unidades de 83,855 vehículos a 86,440 unidades.

Sin embargo, diversas agrupaciones en este ramo, como la Alianza Nacional de Transportadoras Turísticas, aseguran que sus operaciones están en riesgo por la nula operación turística carretera. A pesar de que el gobierno federal pretendía impulsar el turismo carretero con un plan que, hasta ahora no ha avanzado, y que, de no ponerse en marcha bajo los lineamientos adecuados, podría llevar a este gremio a perder el 30 por ciento de su parque vehicular en este 2021.