Transporte y Movilidad

Airbus pondrá el hidrógeno en el aire

Bajo su proyecto ZEROe, Airbus busca desarrollar una aeronave de cero emisiones y neutralidad ambiental explorando distintas soluciones tecnológicas basadas en el hidrógeno como fuente de energía primaria.

Airbus comparte que la aviación representa entre el dos y tres por ciento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) artificiales en el mundo y un 14 por ciento de las emisiones de CO2 del transporte en general, por lo que el desempeño ambiental es requisito para el diseño y el abastecimiento de piezas de cualquier avión nuevo.

"ZEROe es una iniciativa clave, por lo que tenemos previsto continuar nuestras investigaciones sobre el uso del hidrógeno como fuente primaria de energía para hacer una realidad el primer avión con cero emisiones", aseguró Arturo Barreira, Presidente de Airbus para América Latina y el Caribe.

Tres son los conceptos que el fabricante de aviones se encuentra desarrollando: un avión para 200 pasajeros equipado con motor "turbofan" para viajes intercontinentales y otro avión con "turboélice" para viajes de corta distancia, ambos impulsados por hidrógeno.

Así como un diseño de avión de Blended-Wing Body, al que ellos llaman el Maveric de Airbus.

Todos estos desarrollos o prototipos pronto se validarán en pruebas que la empresa anunciará en los próximos meses.

"Para 2024-2025, tenemos previsto tomar decisiones concretas sobre la tecnología que se implementará para el desarrollo del primer avión propulsado por hidrógeno", agregó Arturo Barreira.

Dicha decisión asegura los llevará a ser poneros de la aviación sostenible y la descarbonización de la aviación.

Sin embargo, más allá de los desafíos tecnológicos, para Airbus la transición de la industria de la aviación al hidrógeno renovable requerirá que cambien los ecosistemas regulatorios y de infraestructura.

La descarbonización del aeropuerto y el transporte terrestre adyacente (logística de servicio pesado, autobuses, grúas) debe comenzar en el plazo de 2020-2030 para comenzar a familiarizarse y escalar el uso del hidrógeno.

Al mismo tiempo, la compañía avanza a través de su programa Zephyr, en la tecnología de células solares para permitir que los vehículos aéreos no tripulados permanezcan en la estratósfera durante períodos prolongados, utilizando sólo la luz solar como energía.