Transporte y Movilidad

Afecta importación de vehículos pesados usados

De no garantizarse la disponibilidad de un diésel de ultra bajo azufre en todo el país, la importación de usados contaminantes continuará afectando a la industria fabricante de vehículos pesados.

Durante enero, se importaron un total de 867 vehículos pesados usados a nuestro país, cifra que representó un incremento del 4.5 por ciento respecto a enero de 2020 mes en el que se importaron 830 unidades usadas.

Mientras que en el mismo mes se comercializaron al menudeo un total de 2,114 vehículos pesados nuevos, lo que significó una disminución de 11.7 por ciento en las unidades vendidas.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), el incremento de la importación de vehículos pesados chatarra y la caída de ventas al menudeo de vehículos pesados nuevos, son un claro ejemplo de que la renovación vehicular en México no se da por decreto.

El tener que vender exclusivamente vehículos nuevos con tecnologías EuroVI/EPA10 sin contar el suministro de Diésel Ultra Bajo Azufre (DUBA) en todo el país, continuará alentando la importación de vehículos usados chatarra, tal como está sucediendo.

"Es mejor renovar la flota vehicular con la tecnología actual y que el uso de las tecnologías EuroVI/EPA10 permanezca voluntario, en lugar de generar incentivos negativos que perjudicarán la renovación vehicular y la reducción de emisiones de contaminantes", indicó Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT.

Además, agregó que, si no se mantiene la producción e importación de las tecnologías EuroV/EPA 07 al menos hasta que el DUBA esté disponible en todo el territorio nacional, se fomenta la importación de vehículos usados, lo que genera un impacto social y económico negativo en detrimento de la reactivación, el empleo, el medio ambiente, la seguridad vial y de las personas.