Tokio 2020

COVID y lesiones desarman al equipo olímpico de básquet de EU

A las adversidades se suma el aislamiento de Zach LaVine, de quien se desconoce si está contagiado o si estuvo con un positivo.

El equipo olímpico masculino de baloncesto de Estados Unidos ha estado entrenando por dos semanas. Han tenido seis prácticas y jugado cuatro partidos de exhibición. Se han requerido dos cambios en la nómina y los estadounidenses no tienen idea sobre cuándo se les sumarán los otros tres por primera vez.

Si eso no fuese suficiente, poco antes del despegue de su vuelo el lunes, se enteraron de que Zach LaVine ingresó en protocolos de aislamiento sanitario y no estará con el resto en el viaje.

La Federación de Baloncesto de Estados Unidos informó el lunes que el escolta de los Chicago Bulls fue incluido en los protocolos de COVID-19.

Sin embargo, no aclaró si el jugador está en esa situación por haber tenido contacto con una persona que dio positivo por coronavirus, o él está contagiado.

No parece la fórmula para el éxito olímpico, pero, listos o no, Tokio espera.

“Es un poco diferente”, dijo el entrenador Gregg Popovich.

No, es muy diferente. En verdad sin precedentes, como casi todo en estos juegos de Tokio que arrancan el viernes. Estados Unidos —el tricampeón olímpico— saldría el lunes de Las Vegas para el viaje a Japón, donde comenzará su preparación final para el arranque.

El plan es tener cuatro prácticas más en Japón antes de comenzar la competencia contra Francia el 25 de julio.

Los estadounidenses tienen a 12 jugadores en su nómina. Solamente ocho de ellos estarán con el equipo en el avión porque tres —Khris Middleton, Jrue Holiday y Devin Booker— siguen jugando en las finales de la NBA y LaVine está aislado. Hay esperanzas de que LaVine se pueda integrar al equipo en algún momento, pero no fue autorizado para el vuelo del lunes.

“Creo que todos nosotros debido a la adversidad que atravesamos, debido a que lo enfrentas o no. Lo resuelves y estos chicos tuvieron que hacerlo. Mantuvieron su cabeza en alto. Podría haber una decepción por momentos o que algo suceda, pero podemos avanzar”, “, dijo Popovich.

Los estadounidenses han experimentado mucha adversidad en sus dos semanas en Las Vegas:

· Bradley Beal tuvo que dejar al equipo por una situación relacionada al COVID-19 y Kevin Love se dio de baja debido a una lesión.

· Jerami Grant estuvo brevemente en los protocolos sanitarios y se perdió varios días.

· Keldon Johnson ascendió del equipo seleccionado para reemplazar a Beal y JaVale McGee fue añadido a la alineación para reemplazar a Love. McGee estuvo con el equipo el domingo en el último juego de exhibición ante España, pero no jugó.

· Los estadounidenses además perdieron ante Nigeria y Australia, tuvieron que cancelar la revancha ante los australianos y por un momento sólo contaron con 6 de los 12 integrantes del equipo.

“Aún no contaremos con otros tres, pero en este momento eso no va cambiar. Tenemos que perseverar y encontrar la forma de mantenerlos en forma aunque no vamos a poder ejecutar mucho”, dijo Popovich.

Con información de AP y EFE