¿Un cubrebocas transparente, que cueste menos de 50 pesos y más eficiente que un N95? Eso prepara el ITESO
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Un cubrebocas transparente, que cueste menos de 50 pesos y más eficiente que un N95? Eso prepara el ITESO

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Un cubrebocas transparente, que cueste menos de 50 pesos y más eficiente que un N95? Eso prepara el ITESO

bulletMiguel Huerta, catedrático e investigador de la institución, explicó que el plan de producción de este aditamento tendrá como objetivo 'reactivar pequeñas economías'.

Redacción
11/07/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Con la perspectiva de que una vacuna contra el COVID-19 podría estar a finales de este año o hasta 2021, los cubrebocas pasarán a ser un artículo de uso diario.

Esto también representa una serie de problemas, como por ejemplo una producción extra de basura, pues muchos de ellos no son reutilizables.

En este contexto, un equipo del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) diseñó un cubrebocas que podrá ser usado de nuevo de manera indefinida y tiene la característica de ser transparente.

Miguel Huerta, catedrático e investigador de la institución, explicó en su cuenta de Twitter que esta mascarilla es incluyente, pues permite la lectura de labios para quien necesita realizar esa acción y no conlleva un riesgo de uso inadecuado.

"Con dos patentes orientadas a permitir que las industrias las usen, no para monopolizar su fabricación, para reactivar pequeñas economías", agregó.

El también cofundador de TechMindMx apuntó que se planea que el ITESO administre la asignación de la licencia del cubrebocas.

"(Se busca) que las empresas los fabriquen con un precio objetivo menor a 50 pesos (...) Es un proyecto que tiene como principal objetivo un sentido social", comentó.

Cuestionado sobre si el cubrebocas contará con cintas que lo sujeten a las orejas, Huerta señaló que el diseño tuvo en cuenta el factor ergonomía.

Tomada de Twitter @MiguelHTA

El cubrebocas contará con filtros antihumedad y un plástico antiempañante y se pretende que evite el paso de 97 por ciento de las partículas, un umbral superior al ofrecido por las mascarillas N95.