¿Tienes la cámara de seguridad para el hogar de Amazon? Esto te interesa
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Tienes la cámara de seguridad para el hogar de Amazon? Esto te interesa

COMPARTIR

···

¿Tienes la cámara de seguridad para el hogar de Amazon? Esto te interesa

Cloud Cam, que brinda servicios para vigilar el hogar, requiere el apoyo de empleados para revisar clips y entrenar algoritmos de inteligencia artificial.

Bloomberg / Natalia Drozdiak, Giles Turner y Matt Day
10/10/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En un vídeo promocional, Amazon dice que su cámara de seguridad para el hogar, Cloud Cam, proporciona todo lo que necesita para vigilar tu hogar, de día o de noche.

Lo cierto es que el dispositivo de inteligencia artificial requiere el apoyo de un equipo de empleados invisibles.

Decenas de trabajadores de Amazon, afincados en India y Rumania, revisan clips seleccionados captados por Cloud Cam, según cinco personas que han trabajado en el programa o tienen conocimiento directo del mismo.

Esos fragmentos de vídeo se utilizan para entrenar los algoritmos de inteligencia artificial a fin de distinguir mejor entre una amenaza real (un invasor de viviendas) y una falsa alarma (el gato saltando en el sofá).

Un equipo de Amazon también transcribe y registra comandos grabados en los hogares de los clientes por el asistente digital Alexa de la compañía, según informó Bloomberg en abril.

La inteligencia artificial ha hecho posible que hable con su teléfono. También ayuda a los inversores a predecir cambios en el ánimo del mercado. Pero la tecnología está lejos de ser infalible.

Cloud Cam envía alertas cuando un papel hace ruido por el viento. Siri, de Apple, y Alexa, de Amazon, todavía escuchan comandos ocasionalmente. En el futuro, los ingenieros podrán superar estas deficiencias, pero por ahora la IA necesita de asistencia humana. Y mucha.

En cierto momento, en un día normal, algunos auditores de Amazon anotaban cada uno alrededor de 150 grabaciones de vídeo, que generalmente duraban entre 20 y 30 segundos, según las personas, que solicitaron el anonimato ya que se trata de un programa interno.

Los clips enviados para su revisión provienen de pruebas de empleados, dijo una portavoz de Amazon, así como de propietarios de Cloud Cam que envían clips para resolver problemas como notificaciones inexactas y calidad de vídeo. "Nos tomamos en serio la privacidad y ponemos a los clientes de Cloud Cam en control de sus clips de vídeo", dijo, y agregó que a menos que los clips se envíen con el fin de resolver problemas, "solo los clientes pueden ver sus clips".

Amazon no dice explícitamente a los usuarios de Cloud Cam en ninguna parte de los términos y condiciones que humanos están entrenando los algoritmos en los que se basa su software de detección de movimiento.

Y, a pesar de la insistencia de Amazon de que todos los clips se proporcionan voluntariamente, según dos de las personas, es poco probable que los propietarios de casas hayan compartido ciertas imágenes que los equipos han visto, entre ellas casos inusuales de personas manteniendo relaciones sexuales.

Los clips que contienen contenido inapropiado se marcan como tales, luego se descartan para que no se usen accidentalmente para entrenar a la IA, declararon las personas.

La portavoz de Amazon señaló que tales clips se eliminan para mejorar la experiencia de los revisores humanos de imágenes, pero no explicó por qué aparecería actividad inadecuada en los vídeos presentados voluntariamente.

Los trabajadores dijeron que Amazon ha impuesto un estricto protocolo de seguridad en la operación de anotación Cloud Cam. En India, docenas de revisores trabajan en una planta de acceso limitado, donde los empleados no pueden usar sus teléfonos móviles, según dos de las personas.

Pero eso no ha impedido que otros empleados pasen imágenes a miembros que no son del equipo, señaló otra persona.

Cloud Cam salió al mercado en 2017 y, junto con la línea de altavoces Echo con tecnología de Alexa, es uno de los varios dispositivos con los que Amazon espera ganar una ventaja en el emergente mercado de hogares inteligentes.

El dispositivo de 120 dólares detecta y alerta a las personas sobre actividad en sus hogares y ofrece acceso gratuito a las imágenes durante 24 horas. Los usuarios que estén dispuestos a pagar entre 7 dólares y 20 dólares por una suscripción mensual pueden ampliar ese acceso hasta un mes y recibir alertas personalizadas, para un bebé que llora, por ejemplo, o una alarma de humo.

Amazon no revela cuántas Cloud Cams vende, pero el dispositivo es solo una de las muchas cámaras de seguridad para el hogar en el mercado, desde Nest de Google hasta Ring, propiedad de Amazon.