Tech

Summit, la supercomputadora más poderosa del mundo, se une a la lucha contra el COVID-19

La máquina que usa el Departamento de Energía de EU es capaz de hacer 200 mil billones de cálculos por segundo. Está ubicada en el Laboratorio Nacional Oak Ridge, en Tennessee.

La supercomputadora más rápida de Estados Unidos y del mundo se está poniendo a trabajar en la búsqueda de una vacuna para prevenir el coronavirus y para tratar a los infectados.

Summit, ubicada en el Laboratorio Nacional Oak Ridge en Tennessee del Departamento de Energía de Estados Unidos, es capaz de hacer 200 mil billones de cálculos por segundo.

Se está utilizando para analizar datos de salud como parte de la asociación COVID-19 Insights Partnership anunciada el martes por la agencia, así como por los departamentos de Asuntos de Veteranos y de Salud y Servicios Humanos.

"La capacidad inigualable de Summit para analizar conjuntos de datos integrados masivos ayudará a los investigadores a identificar y avanzar en tratamientos potenciales y mejorar los resultados para pacientes con COVID-19 a una velocidad sin precedentes", dijeron las agencias en una declaración.

El departamento de energía dijo a principios de este año que sus computadoras estaban siendo utilizadas para ayudar a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades y a la Organización Mundial de la Salud a realizar modelos del virus.

El Consorcio de Computación de Alto Rendimiento para el COVID-19, anunciado en marzo, está utilizando mil millones de dólares en ordenadores en instituciones gubernamentales y de investigación de todo el mundo.