Problemas de primer mundo presenta: en Finlandia desaparece el efectivo, pero suben las deudas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Problemas de primer mundo presenta: en Finlandia desaparece el efectivo, pero suben las deudas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Problemas de primer mundo presenta: en Finlandia desaparece el efectivo, pero suben las deudas

bulletLos finlandeses están explorando caminos de alta tecnología para educar a los ciudadanos sobre cómo usar su dinero, pero hay un detalle.

Bloomberg / Kati Pohjanpalo
10/02/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Las personas más alegres de la Tierra están a punto de recibir ayuda para administrar sus finanzas.

En Finlandia, que acaba de encabezar el Índice de Felicidad Mundial de las Naciones Unidas, el Banco Central está elaborando una estrategia de educación financiera para los ciudadanos.

La idea, concebida en un país que ya supera a gran parte del mundo en educación, es descubrir si un poco más de astucia financiera ayudará a los finlandeses a pedir menos prestado.

La deuda de los hogares finlandeses se ha duplicado en las últimas dos décadas en un contexto de caída de las tasas de interés y la obsolescencia gradual del efectivo como forma de pago.

La gente de Finlandia, hogar de compañías como Nokia y Rovio de Angry Birds, es conocida por ser más conocedora de la tecnología que la mayoría. Pero su disposición a adoptar los pagos digitales en efectivo ha coincidido con una menor disciplina en sus hábitos de gasto.

Ahora, un récord del 7 por ciento de los 5.5 millones de ciudadanos no puede pagar sus facturas, un tercio más que en la última década. En los últimos años, las autoridades han sonado la alarma al crecimiento del crédito al consumo en particular.

Juha Pantzar, directora ejecutiva de la Fundación de Garantía, que ayuda a las personas sobreendeudadas a recuperar el control de sus finanzas, dice que el “efectivo se ha desvanecido” y ha creado una nueva realidad que “oscurece la sensación de dinero de las personas”.

“Muchas personas tienen dificultades para calcular dónde se gasta su dinero, cuánto les quedará a fin de mes y cuánto pueden permitirse pedir prestado”, dijo.

Hace unos veinte años, el efectivo se usaba en el 70 por ciento de las transacciones de pago en las tiendas, y las tarjetas representaban el resto. Ahora, esas métricas han cambiado: las tarjetas, los dispositivos móviles y otros modos de pago digitales se usaron en más del 80 por ciento del tiempo en 2018, según los datos recopilados por el Banco Central.

Olli Rehn, el gobernador del Banco de Finlandia, dice: “Los consumidores ya se han mudado en gran medida a un mundo digital” cuando se trata de pagos. “La gente ya no tiene las limitaciones presupuestarias físicas que solía tener, y eso dificulta que las personas administren sus finanzas”.

Ahí es donde el Banco Central espera hacer la diferencia. Su primer paso será compilar datos y mejores prácticas de organizaciones que ya trabajan en el campo en un intento por ampliar su trabajo y garantizar que todos los grupos de la sociedad reciban la asistencia adecuada. Luego, establecerá objetivos nacionales para la educación financiera y trabajará con proveedores externos para coordinar la implementación del plan nacional.

Finlandia ya ha explorado otras formas de reducir la deuda de los hogares. El regulador financiero ha limitado los préstamos hipotecarios al 85% del precio de compra de una propiedad, y los planes para nuevas restricciones están en proceso en el Ministerio de Finanzas.

Para 2023, el Gobierno quiere tener un registro de crédito con los préstamos de todos los ciudadanos para ayudar a los prestamistas a evaluar si otorgar un nuevo crédito. Las normas sobre crédito al consumo se endurecieron el otoño pasado.

Las autoridades finlandesas están preocupadas por el costo humano de la deuda que, en casos extremos, puede incluso hacer que las personas sean excluidas del mercado laboral ya que los empleadores evitan a los trabajadores con un historial crediticio deficiente, y porque las personas que tienen una pesada deuda encuentran pocos beneficios en el trabajo.

En el parlamento de Finlandia existe un amplio consenso de que mantener a los consumidores tan informados como sea posible sobre los peligros de la deuda es clave. El plan también cuenta con el respaldo del sector financiero.

“Nadie debería tener que aprender a administrar sus finanzas por prueba y error”, dijo Piia-Noora Kauppi, directora gerente de Finanzas de Finlandia, que representa a la industria. “Estas habilidades deberían enseñarse en la escuela mucho más y mucho antes”.

Fieles al estilo, los finlandeses están explorando caminos de alta tecnología para educar a los ciudadanos sobre cómo usar su dinero. En el futuro, las nuevas herramientas basadas en algoritmos de aprendizaje automático ayudarán a pronosticar el comportamiento financiero de los ciudadanos y a hacer predicciones personales de flujo de efectivo, así como también dar consejos a los consumidores sobre sus gastos.

La advertencia es que “la gente necesita estar dispuesta y motivada para usar esas herramientas”, dijo Kauppi. “Si no quieres enfrentar tu realidad financiera, ninguna de estas herramientas te ayudará”.