¿Podrás desbloquear tu iPhone aun con el cubrebocas puesto? Acá te explicamos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Podrás desbloquear tu iPhone aun con el cubrebocas puesto? Acá te explicamos

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Podrás desbloquear tu iPhone aun con el cubrebocas puesto? Acá te explicamos

bulletLa actualización del sistema iOS 13.5 mejorará la experiencia del desbloqueo mediante reconocimiento facial, mejor conocido como Face ID.

bulletTambién incluye la API de 'Notificaciones de exposición', que podrá ser utilizada para crear la esperada app de detección de casos de COVID-19.

Redacción
20/05/2020
Actualización 20/05/2020 - 19:11
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Uno de los cambios que ha traído consigo la pandemia de COVID-19 es el cubrebocas: ahora se ha convertido en un aditamento de primera necesidad, ya sea para ir a la tienda, al supermercado o al trabajo para aquellos que desempeñan actividades esenciales.

Esto ha significado un obstáculo para el desbloqueo facial de dispositivos móviles, que es uno de los avances más grandes en seguridad biométrica de los últimos años.

Con el cubrebocas puesto, los sistemas de detección de rostro no funcionan adecuadamente, pues la tecnología necesita escanear miles de puntos en todo la cara para realizar el desbloqueo.

Sin embargo, la nueva actualización del sistema iOS de Apple tiene una 'sorpresa' para el desbloqueo con cubrebocas.

Los usuarios que tengan modelos iPhone X en adelante recibirán la nueva actualización para pasar a iOS 13.5, la cual te permitirá facilitar el desbloqueo de tu teléfono aunque tengas tapabocas.

¡Ojo! El celular no se desbloqueará por completo. Apple informó que el sistema de Face ID, al detectar tu rostro con mascarilla, te permitirá acceder de forma automática el cuadro manual para que escribas tu contraseña.

"Se simplificó el proceso de desbloqueo en dispositivos con Face ID para cuando se usa un cubrebocas. Desliza hacia arriba desde el borde inferior de la pantalla bloqueada para mostrar automáticamente el campo de código al traer puesto un cubrebocas", dice la actualización iOS 13.5.

Si bien no es desbloqueo total, es un avance significativo de la tecnología de reconocimiento facial, sobre todo considerando que el tapabocas cubre al menos la mitad de la cara.

El nuevo iOS 13.5 también incluye la API de 'Notificaciones de exposición', que podrá ser utilizada por desarrolladores de aplicaciones del sector salud de todos los gobiernos para que puedan crear la esperada app de detección de casos de COVID-19.

La API es la interfaz de programación de aplicaciones, el conjunto de herramientas de software que permite que estas nuevas aplicaciones de notificación de exposición se comuniquen con los sistemas operativos de Apple y Google.

Este paquete de herramientas condensado en la API mencionada fue desarrollado por Apple y Google, y poco a poco se irá liberando en los dispositivos mediante la actualización de software.

"iOS 13.5 contiene la interfaz API 'Notificaciones de exposición' que agrega compatibilidad con las app de rastreo del contacto de COVID-19 de las autoridades de salud pública", menciona la actualización.

Los usuarios que hayan descargado la aplicación para su región podrán actualizar su estado si dan positivo. Los sistemas iOS y Android notificarán anónimamente a otros usuarios que hayan entrado en contacto con esa persona.

El sistema está diseñado para funcionar con una aplicación por región, como un país o estado, para evitar la fragmentación. Las compañías dijeron que varios estados de Estados Unidos y 22 países han solicitado y recibido acceso al sistema.

Una vez se tenga una app móvil, los sistemas iOS y Android notificarán anónimamente a otros usuarios que hayan entrado en contacto con una persona con COVID-19 que también use la aplicación.

“La adopción del usuario es clave para el éxito, y creemos que estas fuertes protecciones de privacidad también son la mejor manera de alentar el uso de estas aplicaciones”, dijeron Apple y Google en un comunicado. “En las últimas semanas, nuestras dos compañías han trabajado juntas, llegando a científicos de salud pública, investigadores, grupos de privacidad y líderes gubernamentales de todo el mundo para obtener su opinión y orientación”.

Ahora es tarea de los gobiernos y desarrolladores crear las apps, basadas en la API de Google y Apple, para detectar los posibles contactos de COVID-19 con los que hayamos estado cerca. Para esto, se utiliza la tecnología Bluetooth y no la de GPS por motivos de seguridad y de mayor precisión.

Cada autoridad de salud pública podrá establecer parámetros para lo que cuenta como una exposición, como cuánto tiempo pasó alguien cerca de otro usuario o qué tan cerca estuvieron.

Sin embargo, algunos gobiernos han criticado el sistema porque no permite a las autoridades almacenar datos sobre quién tiene el virus y rastrear dónde se está propagando. En cambio, solo notifica a las personas si han estado expuestas. Esto también ha resaltado las deficiencias de privacidad de otros enfoques, que utilizan datos de ubicación y los almacenan en servidores del gobierno.

Las aplicaciones de salud pública también desean obtener información adicional de los usuarios que han estado expuestos y comunicarse con ellos. Entonces, Apple y Google están permitiendo la recopilación opcional de datos adicionales por estas aplicaciones, incluidos los códigos postales y los números de teléfono de los usuarios. Estos solo se compartirán si los usuarios dan permiso.

Para Android las herramientas se han lanzado a través de la actualización 6.0 o posterior que reciben por Google Play.

Con información de Bloomberg*