Para Elon Musk, con que su cohete nuevo no explote ya alcanza
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Para Elon Musk, con que su cohete nuevo no explote ya alcanza

COMPARTIR

···
menu-trigger

Para Elon Musk, con que su cohete nuevo no explote ya alcanza

bulletEl Falcon Heavy, cuyo despegue se prevé a las 12:30 de este martes, es un vehículo de lanzamiento “súper pesado” reutilizable.

Bloomberg Por Dana Hull
06/02/2018
Actualización 06/02/2018 - 14:41
cohete, SpaceX, Falcon Heavy
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El vuelo inaugural del Falcon Heavy, el cohete más grande y poderoso de Space Exploration Technologies, será un éxito si no estalla en la plataforma de lanzamiento, según el máximo ejecutivo Elon Musk.

“Esta es una misión de prueba, así que no queremos crear expectativas de perfección”, dijo Musk el lunes en una conferencia con periodistas antes del vuelo de demostración planeado en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. “Si sale de la plataforma, ya lo consideraría un triunfo”.

El nuevo cohete, cuyo despegue se prevé a partir de las 12:30 de este martes, hora de la Ciudad de México, es un vehículo de lanzamiento “súper pesado” reutilizable que permitirá que la empresa de capital cerrado realice ofertas para transportar cargas comerciales y públicas más pesadas.

Tiene el doble de capacidad que su competidor más cercano, el Delta IV Heavy de United Launch Alliance. Y los competidores lo miran con atención: Jeff Bezos, de Blue Origin, y Tory Bruno, de ULA, le desearon buena suerte a Musk por Twitter mientras los turistas inundan la costa espacial de Florida.

En lo que a diseño respecta, básicamente el Falcon Heavy consta de tres cohetes Falcon 9 de SpaceX unidos. Un Falcon 9 cuenta con nueve motores Merlin en su primera etapa; el Falcon Heavy, con 27. La empresa con sede en Hawthorne, California, cuyo principio fundamental es diseñar cohetes reutilizables, tratará de aterrizar los tres núcleos de los cohetes para reutilizarlos en un lanzamiento posterior y el lunes publicó una animación de cómo podría ser la misión.

Musk dijo que, si el vuelo de demostración sale bien, SpaceX planearía realizar su primera misión para un operador de satélites que le pague dentro de tres a seis meses. Si sale mal y se destruye la plataforma, reparar el lugar para poder retomar los lanzamientos podría llevar hasta un año, aunque se seguirían produciendo cohetes durante ese período, señaló.

“Si explota será un bajón enorme”, dijo Musk. “Si algo sale mal, ojalá salga mal mucho después de comenzada la misión, así por lo menos aprendemos lo más posible”.

El vuelo de demostración del Falcon Heavy apunta a la órbita de Marte y su carga es el auto deportivo rojo Tesla Roadster de Musk. Este dijo que se instalarían tres cámaras en el Roadster, lo cual, si todo sale según el plan, debería brindar “vistas épicas” del auto flotando hacia Marte.

SpaceX proyectaba que el Falcon Heavy mandara dos turistas pagos a darle la vuelta a la Luna a fines de este año. Pero el lunes, Musk escribió en Instagram que probablemente SpaceX use su “cohete condenadamente grande” en desarrollo para misiones lunares.

“Podríamos realizar misiones tripuladas a la Luna y a Marte con reabastecimiento en órbita, pero mejor dejarle eso al programa BFR”, dijo. Consultado sobre los planes para la Luna durante la llamada en conferencia, Musk no quiso dar un cronograma actualizado y dijo que el BFR está “avanzando rápidamente”.