Tech

No es broma, en Reino Unido queman torres de 5G porque creen que propagan el coronavirus

Las empresas de telecomunicaciones y el Gobierno toman medidas, luego de que algunas personas incendiaran las torres por rumores sin fundamento científico.

Torres de telecomunicaciones que permiten la próxima generación de comunicación inalámbrica fueron incendiadas en el Reino Unido en los últimos días, aparentemente por personas motivadas por la teoría de que la tecnología ayuda a propagar el coronavirus. Y los inversores están tomando nota.

"La mayoría se reirá de esta afirmación no probada científicamente, pero no debemos subestimar la preocupación pública por los posibles efectos adversos para la salud del 5G debido a la radiación y, por lo tanto, un posible obstáculo para el progreso del 5G en los países democráticos", dijeron analistas dirigidos por Edison Lee en Jefferies Financial Group en una nota.

Si bien no hay evidencia que respalde la idea de que las ondas 5G contribuyen a la propagación de COVID-19, la conspiración se comparte ampliamente en las redes sociales. Se informaron incendios de torres en Belfast, Liverpool y Birmingham, según los medios locales. Se distribuyó un video de una torre de telecomunicaciones en llamas en una página web de la comunidad de Birmingham, y Facebook eliminó un grupo que alentaba a los usuarios a compartir imágenes de equipos destruidos, informó The Guardian el viernes.

Al menos 20 torres han sido atacadas en los últimos días, según el organismo comercial Mobile UK.

"Están desviando recursos de los servicios de emergencia que se ocupan de la pandemia y de la industria que garantiza que el país permanezca conectado", dijo Gareth Elliott, jefe de Políticas y portavoz de Mobile UK. "Están poniendo en riesgo la vida de las personas".

El 5G es implementado por los cuatro operadores de telefonía móvil del Reino Unido: BT Group, Vodafone Group, O2 de Telefónica SA y Three UK de CK Hutchison Holdings.

Las firmas denunciaron los ataques de torres en un comunicado conjunto. El Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deporte de Gran Bretaña tuiteó que los actos criminales inspirados por las "teorías de conspiración absurdas que circulan en línea"enfrentarán "toda la fuerza de la ley".

La policía antiterrorista está investigando, según el director ejecutivo de Vodafone UK, Nick Jeffery.

El gobierno ha establecido unidades especiales para combatir la información errónea sobre el virus y dice que está presionando a las compañías de medios sociales "para que adopten más medidas para detener la propagación de falsedades y rumores que podrían costar vidas". El regulador de medios Ofcom sancionó la semana pasada una pequeña estación de radio por presentar a un invitado que afirmó que 5G causó la pandemia. El actor de Hollywood Woody Harrelson compartió la teoría en su cuenta de Instagram la semana pasada.

Las preocupaciones sobre los vínculos entre 5G y el cáncer ya estaban desacelerando su despliegue en países como Suiza, informó Bloomberg Businessweek anteriormente, a pesar de la falta de apoyo científico para las afirmaciones. El mes pasado, el organismo de salud global independiente, la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante, consideró que 5G era seguro.

"El miedo público, incluso si no se basa en hechos, puede presionar a los gobiernos para que actúen si es lo suficientemente grande", escribieron los analistas de Jefferies. "Con tantas incógnitas en cuanto a la naturaleza de COVID-19, no es sorprendente que la gente pueda creer alguna teoría, por infundada que sea".