México, tercer lugar en producción tecnológica de Iberoamerica
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

México, tercer lugar en producción tecnológica de Iberoamerica

COMPARTIR

···
Tech

México, tercer lugar en producción tecnológica de Iberoamerica

04/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Notimex
 
México es el tercer país de la comunidad iberoamericana en investigación, producción tecnológica y registro de innovaciones en la Oficina Internacional de Patentes de Estados Unidos (USPTO), señaló este lunes 4 de febrero una investigación.

El 'Estudio de la Producción Científica y Tecnológica en colaboración Universidad-Empresa en Iberoamérica', elaborado por el grupo SCImago y publicado por la Red Emprendia, sitúa a España en primer lugar en patentes producidas, seguido de Brasil.

En los 6 años que abarca el análisis (2003-2009), España obtuvo un total de 1,166 patentes en la agencia estadunidense, que representa un 53% de las patentes concedidas a países iberoamericanos en ese período y analizadas en el informe (2,191).

Además, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) fue el organismo iberoamericano que más patentó, con 83 innovaciones registradas en la USPTO.

"México, con 144 patentes, tuvo una actividad innovadora anual bastante regular, lo que le permitió ocupar las primeras posiciones en productividad detrás de España", según el documento.

• Brasil cuenta con 488 patentes

• Argentina con 75
• Portugal con 68
• Venezuela con 55
• Chile 55

Además, Chile, Panamá y Cuba manifestaron una estrategia de desarrollo tecnológico sostenida y especializada en unos pocos sectores de la técnica, lo que podría suponer una mejora de sus posiciones en el futuro.

Respecto a la producción científica en Iberoamérica, hay una tendencia generalizada a la colaboración, fundamentalmente entre universidades con otras instituciones de educación superior, hospitales y centros de investigación, y en menor medida con las empresas.

De acuerdo con los resultados las universidades que investigaron en colaboración con la empresa privada obtuvieron una media de impacto global en el entorno científico mayor al logrado por la investigación realizada exclusivamente desde la academia.
 

Destacan las áreas de la salud, energía, tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y agroalimentación.