Los datos son el ‘nuevo petróleo’ y en el CES lo saben
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Los datos son el ‘nuevo petróleo’ y en el CES lo saben

COMPARTIR

···
menu-trigger

Los datos son el ‘nuevo petróleo’ y en el CES lo saben

bulletCompañías como Amazon o BlackBerry aprovecharon la feria tecnológica de Las Vegas para mostrar novedades sobre cómo poder monetizar la información.

Bloomberg /Ian King y Ed Ludlow
08/01/2020
Actualización 08/01/2020 - 2:54
En el CES, realizado en Las Vegas, firmas tecnológicas presentaron innovaciones sobre el uso de datos.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El CES ha sido durante mucho tiempo un escaparate para los dispositivos automotrices y una oportunidad para que las empresas de tecnología presenten sus equipos a los fabricantes de automóviles. Este año, la feria de electrónica de consumo está adoptando un subproducto cada vez más valioso de toda esta actividad: los datos, que algunos dicen es el ‘nuevo petróleo’.

Los automóviles modernos salen de las fábricas repletos de conexiones celulares, procesadores potentes y un conjunto creciente de sensores, que incluyen cámaras, radares y micrófonos.

Eso los está convirtiendo en la próxima mina de oro de información, rivalizando con las capacidades de creación de datos de los teléfonos inteligentes.

Amazon.com, Intel, Qualcomm y BlackBerry están en la conferencia de Las Vegas esta semana para ofrecer servicios y asociaciones de procesamiento de datos a una industria automotriz en busca de nuevas fuentes de ingresos y modelos de negocios.

“CES destacará la próxima gran transformación de la industria que gira en torno a cómo se pueden monetizar estos datos”, asegura Brian Rhodes, analista de tecnología automotriz en IHS Markit. “Este mercado ya no se centra estrictamente en la venta de piezas duras”.

Los fabricantes de automóviles están tratando de controlar los datos generados por sus vehículos y evitar ser marginados por las gigantes de la tecnología. Es un desafío porque las compañías de automóviles carecen de un gran talento para el software y ya están luchando contra la incursión de los teléfonos inteligentes y la tecnología relacionada. Los software CarPlay de Apple y Android Auto de Google, instalados en las pantallas del tablero de instrumentos del vehículo, canalizan datos hacia y desde los teléfonos inteligentes y evitan en gran medida los sistemas de los fabricantes de automóviles.

La industria “pasó hace un tiempo una línea muy importante”, asegura Henrik Fisker, director ejecutivo del fabricante de vehículos eléctricos Fisker. “La gente de repente sintió que su teléfono inteligente era más importante para su libertad que su automóvil”.

Después de años de contratiempos y demoras, Fisker mostrará por primera vez su todoterreno eléctrico Ocean en el CES. La compañía quiere generar la mayor parte de sus ganancias de software y servicios a largo plazo.

Intel anunciará una nueva vinculación automotriz para su unidad Mobileye, lo que se sumará a las relaciones existentes con Nissan Motor, BMW y Volkswagen. Los fabricantes de automóviles utilizan la tecnología de ayuda al conductor de Mobileye y proporcionan a la unidad Intel algunos de los datos que esas cámaras, chips y sensores recopilan a medida que los vehículos circulan. Mobileye agrega esta información anónima para crear mapas detallados que los fabricantes de automóviles utilizan para mejorar sus sistemas de navegación en los vehículos.

En el CES, Intel mostró un mapa de Las Vegas creado en 24 horas con información de automóviles BMW que recorrieron la ciudad por un tiempo no revelado. Intel dice que dicha información reciente es más valiosa que los sistemas de navegación tradicionales, que utilizan vehículos de investigación especiales que recopilan y envían imágenes y datos para actualizaciones que pueden llevar meses. El enfoque nuevo tiene más posibilidades de detectar y evitar una señal trabajos en la carretera. Intel cree que los datos también serán realmente útiles para otras cosas. Una compañía de servicios públicos podría verificar la infraestructura sin enviar trabajadores a cada sitio, por ejemplo.

Intel predice que el mercado de dichos datos tendrá un valor de hasta 3 mil 500 millones de dólares al año para 2030. McKinsey & Co. ve una oportunidad mucho mayor. Hace unos años, la firma consultora dijo que se creará hasta 750 mil millones de valor a partir de datos relacionados con automóviles para 2030. Eso incluye ingresos de servicios como mapas conectados y publicidad dirigida, junto con la venta y análisis de información anónima a través de terceros para reducir costos.

“El conjunto de valores incluye costos evitados e ingresos incrementales”, asegura Michele Bertoncello, socia de McKinsey. “Si monitorea un automóvil y evita una avería o evita el fraude de garantía, no genera ingresos incrementales, pero evita un costo”.

El lunes en el CES, la gigante de la computación en la nube Amazon Web Services se unió a BlackBerry, propietaria de QNX, un sistema operativo ampliamente utilizado en automóviles. Las dos empresas dieron a conocer un nuevo servicio que ayuda a los fabricantes de automóviles a actualizar las características de seguridad y software, controlar el estado del vehículo, acceder a los datos de los sensores del automóvil, crear nuevas apps y aplicar modelos de inteligencia artificial a la información.

La fabricante de chips Qualcomm anunció sus primeros chips y software para vehículos totalmente autónomos en la feria. Sus chips de radio ya admiten enlaces celulares para la mayoría de los automóviles conectados del mundo. La nueva oferta estará disponible en los próximos años y reducirá el costo y la potencia necesarios para desarrollar y operar autos sin conductor, según Qualcomm. La compañía también lanzó una “plataforma de coche a la nube”, un paquete de hardware y software que permite a los fabricantes de automóviles actualizar de forma segura el software en sus vehículos. El sistema ofrece una forma de cobrar a los propietarios de vehículos por actualizaciones y otros servicios.

Los datos generados por el vehículo son cruciales para el futuro de Ford Motor, asegura su director técnico, Ken Washington. La unidad comercial de la compañía está trabajando con Digit, un robot diseñado por Agility Robotics que viaja con los vehículos de reparto, se despliega y lleva paquetes desde la acera hasta la puerta. Digit utilizará los datos de los sensores del vehículo Ford para encontrar su camino.

Según Washington, la captura y el análisis avanzados de datos son cruciales para mejorar los diseños y llevarlos al mercado más rápidamente, y para crear nuevos negocios a medida que los fabricantes de automóviles intentan convertirse en compañías de transporte más amplias.

“Nos estamos tomando esto muy en serio”, dice. “Vi cómo se desarrolló internet y vi lo que sucedió con las empresas que la adoptaron y las que la ignoraron”.